A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

viernes, 24 de enero de 2020

Manantiales de Armonías: Una gota en un estanque....

Manantiales de Armonías: Una gota en un estanque....: Desde que estudiamos en el colegio o escuela, aprendimos que el agua, ese elemento indisp...

Una gota en un estanque....

























Desde que estudiamos en el colegio o escuela, aprendimos que el agua, ese elemento indispensable para la vida está compuesta por dos moléculas de Hidrógeno y una de Oxígeno, H20. Hasta aquí vamos bien... jajajajaja...

Aquellos que luego estudiamos Ciencias, descubrimos que además, cada molécula de agua se unía a su vecina o no, a través de puentes de Hidrógeno... Si estaba en estado gaseoso o de vapor, los puentes no existían, si estaba en estado liquido, se establecían a cierta distancia unos de otros y si pasaba a sólido o hielo, estos puentes se acortaban y formaban esas imágenes espectaculares de los cristales o copos de nieve.

Cada día de nuestra vida, ese elemento esencial para la vida en este planeta azul que llamamos Tierra, está presente en todas las formas y situaciones inimaginables y sabemos, conscientemente o no que, sin ella, ningún ser vivo es capaz de subsistir. Desde la tierra como elemento o sustrato de crecimiento de bacterias, seres unicelulares, animales y plantas y por supuesto, los seres humanos, necesitamos de ese preciado liquido.

El agua, esa molécula sencilla, sin aparatajes ni planes de marketing alguno, nos demuestra cada día su vital importancia, tanto para cada ser vivo, como para el conjunto de los seres que formamos este planeta azul. De hecho, el color en el universo de nuestro planeta, es predominantemente azul, por lo grande y extenso de sus océanos y mares, que cubren más del 75 por ciento de su superficie.

Lo mismo sucede con cada uno de nosotros, quizás pensemos que el valor de un ser humano esté en su nivel Socio económico, Socio cultural o su nivel adquisitivo, o muy posiblemente a cualesquiera otra característica externa que se les pueda ocurrir. Pero estamos equivocados...

Cada ser humano, en su singularizad, es importante, porque todos, sin excepción, tienen algo que aportar al conjunto de la Comunidad, Población, países o continentes.

Poseemos una experiencia de vida, buena, mala, regular... En realidad no importa, lo trascendente y relevante es qué hicimos con ese aprendizaje, aunque nos haya costado un dolor profundo e incluso una pérdida irreparable... Todos, absolutamente todos, sobre vivimos a las circunstancias adversas , a las dolorosas,  a las gratificantes también y lo más importante de esos momentos tan distintos, es el aprendizaje que nos dejó.

Ahora, en esta etapa del camino individual, la tarea es Transmitir ese aprendizaje... Por eso el título de este Post de Hoy es ´UNA GOTA EN UN ESTANQUE´....

Imaginen por un momento que ustedes vienen caminando por un sendero y de repente sienten una brisa fresca, que los hace inspirar agradecidos, con los ojos cerrados, para disfrutar por un instante de ese frescor que alivia vuestro rostro,
agradecidos, porque venían cansados y ese instante de frescura en el aire, les levantó el ánimo. Al pararse, también se hicieron conscientes del murmullo de la naturaleza, de ese canto magistral de las aves e insectos que pululan cerca de ustedes.

Quizás por curiosidad den unos pasos más y de repente, ante ustedes, un espejo de agua, en el medio de la nada, limpia y cristalina, que les invita a acercarse y a buscar la posibilidad de disfrutar de ese paisaje de encanto, que jamás esperaron encontrar en su camino.

Algunos de nosotros, quizás se acercaría ala orilla para lavarse la cara y las manos, para retirar el polvo del camino... Otros se quitarían los zapatos y tratarían de refrescar sus pies, cansados del largo esfuerzo, en esas aguas que invitan a relajarse...

Por supuesto, los más osados, se zambullirían en ella y tratarían de aliviar el agotamiento del camino recorrido, dejando que su cuerpo flote en medio de ese oasis de paz que han encontrado.

Sin embargo, alguien más observador o curioso, habrá tratado de caminar alrededor del estanque, y de repente, se haya encontrado con ´un milagro de la vida´... Las hojas de una planta ubicada por encima de ese espejo de agua, van dejando caer lentamente y sin esfuerzo, pequeñas gotas de agua, del rocío mañanero, las cuales al caer, producen perfectos círculos concéntricos u ondas circulares, perfectas, que se van alejando hasta desaparecer de la vista, en perfecta armonía...

Esa gota perfecta de rocío, al caer al estanque, se transforma y se acopla al resto de cientos de millones de gotas de agua que forman ese universo que llamamos estanque. Humilde y sencilla, sólo busca crear la onda perfecta y al unirse al conjunto, sin destacar, sin llamar la atención, es consciente de que ella también forma parte del todo...

Hoy amigos lectores, les invito a ser esa gota de rocío, audaz, honesta y humilde, que se arriesga para ser parte del ´equipo´, del todo. Ella al hacer esto, no deja de ser agua, pero ayuda a transformar con su esfuerzo y su trabajo, al conjunto de gotas similares a ella y que el todo, que en este caso es el espejo de agua, sea el más maravilloso que hemos visto o conocido...

Dios nos bendiga.


Mireya Pérez




viernes, 3 de enero de 2020

Manantiales de Armonías: En este preciso instante...

Manantiales de Armonías: En este preciso instante...: Estos días de Invierno, tan extraños, porque no llueve, el cielo está precioso, totalmente azul, sin nubes, y aunqu...

En este preciso instante...












Estos días de Invierno, tan extraños, porque no llueve, el cielo está precioso, totalmente azul, sin nubes, y aunque hace algo de pelete, frío, es agradable, pues te hace sentir vivo, claro que si has montado la ´COLADA ´o la lavadora y no tienes un patio donde colgar la ropa al sol, te tendrás que armar de paciencia y esperar que la ropa de cama y las toallas se lleven más de un día para secarse, pero en fin, todo es superable, si no que me lo digan a mi, que soy una veterana de mil guerras... jajajajaj

Cuando agarro un cuaderno, donde suelo anotar las ideas que bullen en esta cabeza mía, tan imaginativa, y leo lo escrito hace algunos meses y que no compartí con ustedes, por diferentes razones, pues quizás perdieron su ocasión, y han pasado al baúl de los recuerdos o experiencias, me doy cuenta de lo maravilloso que es vivir, de lo impresionante que es nuestra naturaleza humana y de esa alma tan especial que nos habita, que nos cuida, sin darnos apenas cuenta y que nos protege de males absurdos e incongruentes. Sé que algunos habrán hecho un gesto de desacuerdo, pero si somos honestos con nosotros mismos, nos daremos cuenta, de que a pesar de las peores circunstancias que hayan podido sufrir en un momento dado, si están leyendo estas líneas, quiere decir que están vivos, que cualesquiera hayan sido las circunstancias, estas pasaron o se hicieron llevaderas y en el mejor de los casos, ya ni siquiera existen en este presente de esta mañana de enero en que ustedes y yo nos conectamos...

Todo en la vida pasa, como las aguas de un río, que nunca vuelven a cruzar la misma superficie, ella corre libre laderas abajo, hasta llegar al mar, después de atravesar diferentes cauces, de incluso ser absorbida por la tierra y depositada en acuíferos subterráneos y de seguir por galerías infinitas hasta llegar al mar, al lago o al río, que indefectiblemente la llevará a formar parte de ese todo que es el océano, sin importar el nombre o latitud de este. Así nos pasa a nosotros, al final, no somos seres aislados, formamos parte de un todo que es la humanidad, y nuestro pequeño grano de arena es significativo y necesario, aunque en nuestra humildad no lo consideremos así, pero cuando nuestro tiempo pase, y volvamos a la fuente infinita de donde venimos, nos daremos cuenta del grado de influencia, de los valores y ejemplos que compartimos y de aquello que enseñamos, aún sin saberlo...

Yo suelo decir que siempre hay que portarse bien, sin importar con quien y a quien, lo realmente importante es que al hacer algo, por insignificante que sea, este acto venga del corazón, desde una mirada de agradecimiento, una sonrisa, una caricia o una obra, cualquier detalle aunque pequeño, puede significar un  mundo para aquel que lo recibe, como el agua cuando cae en la tierra seca y esta lo absorbe con rapidez para evitar que se pierda el preciado líquido que significa todo para esas plantas, o animales que la necesitan...

Solemos dar por sentado muchas cosas en la vida, y creemos natural ciertos comportamientos y actitudes que tenemos, que realizamos o que forman parte de nuestro diario accionar, sin embargo, hay cientos de miles de personas que darían lo que no tienen por haber tenido, aunque sea un instante, algo de eso que nosotros ni siquiera apreciamos en su justo valor, no por desdeñosos, no, simplemente porque para nosotros es cotidiano, natural, normal. Sin percatarnos de que somos en verdad unos privilegiados...

Puede que creamos que aquel que posee esto y aquello, que tiene un auto de ultima generación, que usa ropa de marca y que posee X cantidad de dinero, lo tiene todo, y nos equivocamos de plano a plano, a lo largo de mi vida he conocido gente de todos los niveles socio económicos y culturales, y me he sorprendido cuando he descubierto, que aquellos a quienes consideraba felices, no lo eran, y otros en cambio, sin apenas nada, lo eran a raudales... 

Creo que al final depende del cristal con que observes la vida, si lo miras desde la gratitud por cada amanecer compartido, por cada sonrisa generada de manera espontánea, por la complicidad entre amigos, hermanos, padres, pareja... Por el simple hecho de contar con alguien a quien amar y ser amado, con quien compartir el día a día, siempre con alegría y entusiasmo... Tener sueños, metas, reír y poder mirar hacia el horizonte sin final...

Somos privilegiados y no nos damos cuenta...

Dios mío, hoy más que nunca te agradezco por esta vida, por la gente hermosa que conozco, por mis padres, mi pareja que está en el Cielo, por mis hijos adorados, por mis nietos, por mi yerno, por aquellos hijos y nietos que mi corazón de madre ha adoptado de corazón, por mis compañeros de trabajo y estudio, por la confianza que ponen en mí mis clientes, por cada persona con la que comparto un simple Buenos días, y una sonrisa, Gracias, Gracias, Gracias...

Dios nos bendiga amigos lectores y Feliz fin de semana...


Mireya Pérez




jueves, 2 de enero de 2020

Manantiales de Armonías: Al compás de un albatros....

Manantiales de Armonías: Al compás de un albatros....: La naturaleza ha creado a lo largo de eones de años y siglos, seres vivos maravillosos, capaces de adaptarse al e...

Al compás de un albatros....


Resultado de imagen de albatros












La naturaleza ha creado a lo largo de eones de años y siglos, seres vivos maravillosos, capaces de adaptarse al entorno y de sobrevivir de las formas más insospechadas posibles. Diría que, incluso haciendo derroche de su sabiduría infinita.

Si algún día paseamos por una playa desierta en algún lugar al sur del ecuador, y observamos que está llena de unas estructuras de tierra y arena, circulares o semi circulares, en numerosa cantidad, a lo largo de esa costa casi inaccesible, no piensen ni por un minuto que es obra del hombre antiguo, no, es la creación de unos arquitectos maravillosos que pasan la mayor parte de su vida en el mar, poseedores de unas alas inmensas, son las aves marinas más grandes del mundo, las conocemos como albatros y pueden llegar a tener una envergadura de ala a ala de 3 metros y medio, en un cuerpo apenas de 10 kg. de peso...

El tiempo ha cambiado y la soledad de la playa empieza a despertarse de su largo letargo, hace casi dos años que se ven solas, apenas si visitada por algún cangrejo o algún despistado crustáceo que se ha quedado varado en sus arenas por acción del oleaje incesante y cadencioso, pero hoy, como si acudieran a un llamado especial, comienzan a llegar estas aves poderosas, dueñas del mar y poco a poco empiezan a planear sobre las limpias arenas...

Algunos, al aterrizar, pareciera que no pueden dominar sus patas, y pliegan sus enormes alas de una forma magistral, transformándose en unas aves aparentemente sencillas, jajajajaja, pero su andar las delata, llevan tanto tiempo en el mar, sin pisar tierra firme, que sus patas apenas los sostienen en pie, sin embargo, tras algunos tropiezos, empiezan a andar, hasta que sus pasos se hacen seguros y enfilan hacia los montículos de arena, para realizar una maravillosa obra de ingeniería...

A lo largo de este tiempo, muchos nidos han sido destruidos por la acción del mar, el oleaje o la pleamar, pero ellos tienen una tarea que cumplir y se ponen picos a la obra, jajajaja, para reconstruir o construir los nuevos nidos. Sí señores, esos elementos estructurales que creíamos obra del hombre, son en realidad nidos de albatros, y cuando finalicen, habrá a lo largo de esa playa miles de ellos.

Su técnica es tan maravillosa, que merecen un aplauso. Se paran en el centro de lo que será su nido y con la ayuda de su largo pico, irán trayendo arena húmeda y construyendo en círculo, apilando y arreglando con mesura, y poco a poco, lo que será su nido, coronándolo con piedras de la playa, y con musgo de los montes cercanos, y vualá, el nido estará listo para albergar la preciosa carga que será depositada en ella. Sólo hace falta que llegue la futura madre...

En esta playa que hace unos días estaba desierta, hoy hay una inmensa algarabía, los arquitectos afanados en terminar sus nidos, las hembras deseosas de comenzar el cortejo, porque es como todo en estas aves, algo muy peculiar, jajajajaj, los machos se pelearán con sus picos para demostrar quién es el más fuerte, y el vencedor se acercará a su pareja elegida y danzará para atraerla con sus alas y graznidos, un cortejo que será para toda la vida, porque son aves monógamas, y duran hasta que fallece uno de los dos.

Ha llegado el momento de la naturaleza, cientos de jóvenes impetuosos comienzan a cortejar a las hembras e incluso se pelean por ellas. Es un espectáculo maravilloso, graznan, chocan sus picos, como jóvenes espadachines y me imagino en ese momento a un Cirano de Bergerac pelear por su amada...

Al final, sin que haya corrido la sangre, el joven albatros gana su doncella y presto la lleva al nido. Ella muy sabia y concentrada, lo examina y revisa con mucho empeño, pues ahí pondrá su preciosa carga, el huevo o los huevos, a lo sumo dos, y empollarán a su cría turnándose para alimentarse, sin dejar jamás el nido vacío. Ella al final accede, y la naturaleza sigue su hermoso plan de vida...

En unos días los cortejos habrán finalizado y los albatros estarán sumidos en la tarea de empollar los huevos, cuidando su hermosa carga y esperando la eclosión de los mismos.

El viento soplará, las olas y las mareas continuarán su ritmo, pero ellos se mantendrán firmes y disididos en cuidar y mantener caliente a su futura progenie... Hasta que un buen día, la aparente tranquilidad de los nidos, se perturbará con la alegría de cada familia que despierta ante la aparición de sus crías...

Vaya eclosión....

La playa se llena de vida, de alegría, de viajes infinitos a buscar comida, de tiernas miradas y de infinitos cuidados a las crías, por un tiempo aparentemente largo, pero corto para la naturaleza, pues las crías en dos meses estarán listas para andar por primera vez en las playas, llenándolos de cientos de aves jóvenes, que irán perdiendo sus plumones suaves y grises, para ser sustituidos por la plumas que les caracterizan, intentando aprender de sus mayores, el precioso vuelo de sus padres.

Las olas de las playas también serán maestras, sin ser consciente de ello, de estas aves que deberán aprender cómo aprovechar el oleaje, el viento a través de sus alas y cómo se siente al desplegar sus alas, cómo aprovechar las ráfagas del mismo para planear sobre el mar, venciendo no sólo a la gravedad, sino también las corrientes de aire, haciendo de estas aves un digno ejemplo de vuelo y de dominio de este medio tan anhelado por el hombre, el poder volar...

Por ello no es de extrañar que en algunos escuadrones de vuelo, o del ejercito del aire, el albatros sea un nombre de escuadrón, o un animal que los represente en su simbología.

Estas aves están ajenas a todo esto, sin embargo, ellas sufren también la acción desproporcionada del hombre, que con sus aparejos de pesca, con palambre, o con otras técnicas, hacen que miles de estas aves sucumban ahogadas, al tratar de capturar los peces que sirven de carnada, y quedan ensartadas en sus trampas, falleciendo sin poder soltarse. También se ha descubierto, que algunos pescadores las usan como alimento.

Estas aves tan hermosas, valientes, capaces de subsistir hasta dos años en alta mar, capaces de volar largas distancias, o de dar la vuelta al circulo polar en menos de dos días, de descansar en el mar, sobre sus gélidas aguas del sur, pero siempre unidas en su misión de continuar con su estirpe, su linaje y sus vidas, ajenas a los problemas de esta humanidad que las amenaza constantemente con su captura, su contaminación y su ambición desmedida...

Gracias preciosa mías por existir, por compartir con todos, su hermoso ejemplo de vida, desde la humildad de un ave, que es inconsciente de todo lo bueno que nos ha legado a través de la historia de la humanidad.

Dios nos bendiga amigos lectores

Mireya Pérez


  

martes, 31 de diciembre de 2019

Manantiales de Armonías: Bienvenidos al vuelo 2020... Pasajeros presenten s...

Manantiales de Armonías: Bienvenidos al vuelo 2020... Pasajeros presenten s...: Queridos pasajeros de esta vida, mi Vida, bienvenidos al vuelo 2020 de Aerolíneas Manantiales de Armo...

Bienvenidos al vuelo 2020... Pasajeros presenten su boarding pass...



















Queridos pasajeros de esta vida, mi Vida, bienvenidos al vuelo 2020 de Aerolíneas Manantiales de Armonías con destino al Archipiélago de la Felicidad, ubicado al Noroeste...

El tiempo de vuelo estimado es de 365 días, con paradas estratégicas en sitios de interés emocional, de aprendizaje y cultural.

Utilizaremos diferentes tipos de vehículos tanto terrestres, como aéreos y marítimos, pero sobre todo, utilizaremos la imaginación y la creatividad para descubrir esos nuevos horizontes que nos esperan, sé que va a ser ameno, divertido, con retos personales y grupales, pero siempre en armonía con nosotros mismos.

Se les recuerda que antes de abordar y presentan el pase de abordaje, deben dejar en los recipientes respectivos, todo aquel equipaje emocional que signifique un peso desmedido, un lastre o un yunque, pérdidas de energía, malos recuerdos, recuerdos de discusiones sin sentido, sentimientos negativos, enemistad, pesimismo, enfado, ansiedad, odio o desamor... Todo eso debe quedar en el pasado, no puede ser llevado en este vuelo.
El personal de la aerolínea y los ángeles del camino, les indicarán cómo llegar a sus asientos y espacios reservados especialmente para cada uno de ustedes, pues cada uno tiene su lugar especial en el corazón de esta aerolínea emocional.

Estamos seguros que durante estos próximos días, las energías se irán renovando, que con cada amanecer compartido resurgirán nuevas ideas, oportunidades y alegrías.

A lo largo del viaje descubriremos cosas nuevas y aprenderemos juntos el arte de vivir en armonía con nosotros mismos y con los demás.

Para algunos será una experiencia nueva, para otros el seguimiento de una senda ya trazada y a otros sin embargo, se les presentará la oportunidad de experimentar aquello que jamás soñaron o que pensaron nunca alcanzarían.

Este viaje amigos lectores va a ser FANTÁSTICO....

Pongan sus asientos rectos, dirijan su mirada hacia el horizonte sin final y despierten ante la vida, esta vida que empieza en 3, 2, 1....

LISTOS....



Mireya Pérez



lunes, 23 de diciembre de 2019

Manantiales de Armonías: Adiós 2019.... Adios..!!!!!.

Manantiales de Armonías: Adiós 2019.... Adios..!!!!!.: A lo largo de mi vida, obviamente, me he encontrado con situaciones, percances y momentos agridulces, hasta amargos como hiel, pero este ...

Adiós 2019.... Adios..!!!!!.

A lo largo de mi vida, obviamente, me he encontrado con situaciones, percances y momentos agridulces, hasta amargos como hiel, pero este año que acaba, uffff, se lleva la palma de todos los vividos...

No voy a catalogarlo de ´pruebas del destino ´, no, creo simplemente que son cosas que pasan, como los descocidos de una traje que al ir a hilvanar los descubres más de uno, quizás este año fue así, no hubo dos sin tres o cuatro acontecimientos que me movieron el piso, literalmente hablando, y me hicieron parar en seco...

De ahí en adelante, siguiendo mi costumbre de analizarlo todo, me di cuenta que la vida me estaba poniendo, no ante un predicamento, sino a una oportunidad, la oportunidad de ´DARME PERMISO´...

No me dí cuenta, hasta ese momento, lo mucho que había exigido de mí misma, de mis fuerzas físicas, de mis reservas morales y de mi fuerza espiritual y emocional, y de que el agua de manantial del que me nutría se había casi secado....

Necesité hacer algunos cambios en mi rutina diaria, descansar cuando mi organismo así lo pedía, sin sentirme culpable por no hacer las cosas en el orden a que estaba acostumbrada... Hacer un parado en muchos sentidos y aprender de nuevo a respirar, a mirar, escuchar y escucharme...

Al principio se me hacía cuesta arriba, era como si me hubieran arrancado la piel de cuajo, pero poco a poco, como todo, fui superándome y sobre pasando esa etapa tan difícil de afrontar y de entender.

Hoy, viendo las cosas a través del cristal del tiempo transcurrido, entiendo lo sabia que es mi alma, y la forma en que asumió el control de todo, y la fuerza de todo. No soy la misma, en absoluto, estoy evolucionando como siempre, en metamorfosis hacia ese adulto emocional que me habita, pero con una mirada diferente, con un sentir nuevo, con una paciencia desbordante, y con inmensa gratitud a todos los que me apoyaron, me dieron sabios consejos, o simplemente estuvieron ahí para escuchar, para entender y para apoyar.

Nunca me sentí sola, al contrario, soy un ser humano afortunado, hay tantas hermosas personas que me quieren y aceptan como soy, que me apoyan y están ahí en el momento que los necesito, que nunca podré agradecerles lo suficiente, todo el amor que me han dado y que siguen prodigándome. Gracias, gracias, gracias...

Ahora, en pie de nuevo, con mi mirada otra vez brillando con esperanza, con Fe renovada, me enfrento a mi día a día con optimismo, con serenidad y con paz interior, sabiendo como siempre, que todo pasa, que nada se queda, que lo único que no cambia en nuestra vida es esa comunión entre tu alma y tu Fe, esa se mantiene inquebrantable y me ha sostenido en cada etapa del camino.

Adiós 2019, me enfrenté a tus retos, y los he superado, pero no te voy a engañar, no quiero volver a vivir nada por el estilo, jajajaja.

Te diré adiós sin remordimientos y con esperanza de que el 2020 será infinitamente maravilloso !!!!!!!!.

Feliz Navidad amigos lectores, que el nuevo año sea infinitamente mejor !.

Mireya Pérez