A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

jueves, 6 de junio de 2019

Manantiales de Armonías: La historia de un rosal...Cuento personal

Manantiales de Armonías: La historia de un rosal...Cuento personal: De un tiempo a esta parte, he hecho pocas apariciones en este blog, no porque me haya ido, ni siquiera por falta de ´musas´, no, ellas es...

La historia de un rosal...Cuento personal

De un tiempo a esta parte, he hecho pocas apariciones en este blog, no porque me haya ido, ni siquiera por falta de ´musas´, no, ellas están ahí, todos los minutos de mi vida, incluso en mis ensoñaciones...

Pero a veces es necesario hacer un alto en el camino, reflexionar, respirar, darte permisos para hacer o dejar de hacer, para estar a solas contigo mismo, y luego, si te apetece, compartir ese mundo que llevas dentro, compartirlo... Por eso, este tiempo de aparente silencio.

Hoy quiero compartir con ustedes una experiencia de un taller de Mindfullness que realicé con un grupo de chicas de la Asociación contra el Cáncer de mama, al cual pertenezco, AMATE, utilizamos la figura metafórica de un rosal, y esta fue mi visión, que compartí con ellas, esa tarde hace casi dos meses, pero creo que el mensaje es valido, no sólo para nosotras como pacientes o sobrevivientes a esta enfermedad, sino para todos aquellos que se ven en la necesidad de hacer un alto en el camino, respirar, reparar sus arañazos existenciales y volver a empezar.

Imagínenense que han llegado a un jardín botánico, de esos tan espectaculares que hay alrededor de todo el planeta y que exiben con orgullo y satisfacción, el logro de toda una vida dedicada a cuidar, y proteger estas bellezas que son las Flores, las Rosas, de miles de colores, tamaños, formas...

Han entrado a este sitio y de repente ven un rosal, que está en un tiesto, aparte del resto de los otros, que ya forman parte del conjunto...

Había una vez un rosal joven, que empezaba su vida de forma despreocupada... Cada mañana, él se extendía, como podía, para hacer que cada una de sus hojas tomara los rayos de sol, luego, feliz, observaba cómo las flores sembradas en el camino, se abrían y mostraban sus hermosos colores y el rosal se sentía feliz....

El no lo sabia, pero estaba disfrutando de los meses de primavera y verano, y soñaba con el dia en que lo pusieran con sus hermanas las rosas...

Ah... Entonces lo admirarían como a las otras y brindaría la misma felicidad que él disfrutaba.

Sus raíces se iban haciendo cada vez más fuertes y todo su cuerpo sentía vibrar el calor del sol, la savia de su tronco, el desarrollo de sus ramas...

Mas de repente, llegó el otoño, y con él la situación más traumática de su vida, uno de los ´cuidadores´del jardín llegó con un instrumento que desconocía y poco a poco fue cortando sus ramas, sus brotes, y lo sacó del tiesto donde había crecido...

Temblaba de miedo, lloraba por dentro, cada día sentía la tristeza de su cuerpo maltratado y miraba entre sollozos, cómo sus compañeras de enfrente, sufrían en silencio, el mismo trato...

Pero alguien murmuró...

- No te angusties, es sólo pasajero, esto nos hará más fuertes y hermosas...

El rosal no lo entendía, pero conforme pasaban los días y el invierno finalizaba, fue notando cómo su ser se sentía más fuerte, más vital, crecían hojas nuevas y el sol le acariciaba cada mañana, haciendo crecer en él un sentimiento de gratitud y de confianza cada vez mayor...

Un buen día, al despertar la mañana, se vio inmerso en un mar de flores maravillosas, blancas, rosas, naranjas, amarillas, rojas... Y él, él también había florecido y era hermoso con flores brillantes, grandes, armoniosas...

Ya no se sintió aislado, ni triste, no, pertenecía a este mundo multicolor y era gratificante mostrarse vivas, alegres, formando parte de un todo, pero también siendo hermosas, cada una en su peculiaridad, en sus formas, en sus tonalidades, en su forma de gritar al mundo que estamos vivas, llenas de ilusión y de gratitud....


Dedicado a todas y cada una de las pacientes, convalecientes y sobrevivientes del Cáncer de Mama. Sí se puede, yo soy un ejemplo, este rosal tiene 12 años ya de haber sido cortado, podado, cuidado.. Y estoy aquí, en la mejor época de mi vida..

Dios nos bendiga

Mireya Pérez


sábado, 4 de mayo de 2019

Manantiales de Armonías: Resiliencia.....

Manantiales de Armonías: Resiliencia.....: Hace doce años ya que, en una revisión rutinaria me diagnosticaron Cáncer de mama bilateral...decirles que me sentí sobrepasada, es poc...

Resiliencia.....


Hace doce años ya que, en una revisión rutinaria me diagnosticaron Cáncer de mama bilateral...decirles que me sentí sobrepasada, es poco. Mi esposo llevaba ya 10 años luchando contra una terrible enfermedad que terminaría por llevárselo en octubre del 2015, pero en ese momento nada nos hacía sospechar que yo también tendría que enfrentarme, a mi manera, a esta nueva batalla...

Los primeros minutos ante esta noticia fueron de desconcierto, estaba sentada con mi bata de examinar, sentada en el cubículo que me habían asignado en la sala previa a las mamografías, que ya me habían realizado hora y media antes, y sobrecogida de frío, pues la sala estaba quizás a unos 16 ºC, vi con temor entrar a cuatro personas, luego sabría que dos eran médicos mastólogos, el radiólogo y un psicólogo. Por mis nervios atiné a decir

- Quién se va a morir aquí...- 

Y la tos del psicólogo me daría una pista de lo que a continuación me informarían.

Yo suelo, por costumbre, ir a los médicos sola, nunca se me ocurre pedirle a alguien que me acompañe, quizás porque mi madre era así, no lo sé, pero aún hoy, y a pesar de toda la experiencia acumulada, lo sigo haciendo.

Me explicaron que habían encontrado un problema en amabas mamas y que me iban a someter a un examen más acucioso, prepararían una nueva cita para hacerme la biopsia, por tanto, me solicitaron que fuera acompañada, y así lo hice, mi esposo, con su silla de ruedas y yo, asistimos de nuevo a esta prueba donde me hicieron 56 punciones para extraerme la mayor cantidad de muestras posibles, y eliminar lo mejor que pudieron, parte de lo que aparecía en las mamografías y en el eco mamario. Tendría que esperar casi 10 días hasta saber los resultados, pero en el ínterin encontraría al médico que me brindaría, sin él saberlo entonces, una  luz en el camino, pues creo que, si no lo hubiera conocido y no me hubiera dado tanta paz, a lo mejor, yo hoy no estaría aquí. Donde quiera que estés Biaggio Macaronne, siempre te voy a estar agradecida, por tu buen hacer, por ser un alma generosa y mejor profesional si cabe. Dios te bendiga siempre.

El resultado fue que debían operarme y así lo hicieron el 20/05/2007...

Después de todo el tratamiento y de los exámenes que me he realizado a lo largo de estos 12 años, sólo puedo sentirme agradecida a todos, a mi esposo, a mi hija, a mi familia, a mis amigas, fieles confidentes de todos mis miedos y angustias, a mi psicóloga, a la gente de la asociación a la que pertenezco, AMATE, por el apoyo que brindan a cientos de mujeres que como yo, se enfrentan cada día a esta enfermedad, al entusiasmo de los voluntarios, hombres y mujeres que siempre están dispuestos a darnos no sólo apoyo moral, sino también miles de sonrisas, actividades deportivas, lúdicas y musicales, para que entendamos y nos sintamos parte del mundo, porque la Vida continúa, aunque ya no tengamos UN PAR DE PODEROSAS RAZONES, de las cuales sentirnos orgullosas. Porque con el tiempo aprendemos a valorar que somos más que un cuerpo, somos seres humanos con experiencias y conocimientos valiosísimos y con mucho que aportar.

Hoy miro hacia el pasado y a estos doce años que se han ido en un abrir y cerrar de ojos y me sorprendo de lo que he crecido, de lo que he aprendido y sobre todo, estoy inmensamente agradecida a Dios, en primer lugar y a todos los seres humanos que me he encontrado en el camino y a los que seguiré encontrando hasta el momento en que a mí también me toque partir, por todo lo bueno, por todas las experiencias compartidas y por el cariño y la comprensión con el cual siempre me he sentido arropada. Gracias de todo corazón...

Mis compañeras de la vida en este Vía Crucis particular y yo, sabemos que no es fácil, pero que, una sonrisa compartida, un abrazo, una frase que se acompaña de una mirada dulce y afectuosa, son para nosotras, en nuestras horas bajas, pues las tenemos de vez en cuando, la mejor medicina que nos pueden dar y son gratis...

La vida nos da rosas y espinas, pero el aroma o la fragancia de estas son más dulces cuando aceptamos y agradecemos cada experiencia, cada enseñanza, cada vida ganada. Al final, lo realmente importante es la calidad de vida, y no la cantidad, son los pequeños grandes detalles los que conforman nuestra existencia y los que le dan valor y sentido a la misma, sabemos que los bienes materiales son transitorios, imperecederos, se quedan aquí cuando nos vamos, y a veces, son más un lastre que nos amarra y nos impide avanzar, que una ayuda, por ello, aunque agradecemos lo que nos rodea, valoramos hasta el infinito, las emociones y sonrisas, ante lo material que nos pueda acompañar. 

Las lágrimas compartidas son más dulces, cuando son enjugadas con amor, con comprensión, con ternura... Los abrazos son más valorados, cuando nacen del amor y de la comprensión. Déjenme decirles que necesitamos muchos abrazos, infinitos... Aunque a veces tengamos miedo de decirlo, porque nos hemos creado una coraza de fortaleza que nos engaña a nosotras mismas, que se los digo yo, jajajaj.

Gracias Señor por esta vida, por estos doce años de aprendizaje, de crecimiento espiritual y emocional, por mi familia, por mis amigas, por la gente que pones en mi camino cada día de mi existencia, gracias, gracias, gracias....

Mireya Pérez



viernes, 4 de enero de 2019

Manantiales de Armonías: Un poema... Sólo yo...

Manantiales de Armonías: Un poema... Sólo yo...: A lo largo del tiempo, he compartido con ustedes, mis libros, pensamientos, aprendizajes, escritos, sueños, anhelos, cuentos ...

Un poema... Sólo yo...







A lo largo del tiempo, he compartido con ustedes, mis libros, pensamientos, aprendizajes, escritos, sueños, anhelos, cuentos para todos, y versos....

Hoy vamos por esa línea, aunque lo escribí en mi cuaderno de viaje, no lo había compartido con ustedes, por muy diversos motivos, siendo el principal el que, como se han dado cuenta, he bajado el ritmo acelerado que llevaba, a uno pausado y meditativo...

No creo que sea debido a ningún problema interno, es más bien, el permiso que me he dado de parar, respirar, analizar y meditar en silencio, sobre el cúmulo de pensamientos, ideas, proyectos y situaciones de mi diario vivir y, por elección propia, sólo compartir aquello que me hace crecer, vibrar y evolucionar como ser humano, con experiencia, pero al final, y sobre todo, humana...

Por ello el título de este verso no es otro mas que...

Solo yo...

Cuando cierro los ojos,
cuando escucho una melodía,
cuando la brisa toca mi piel,
cuando siento la arena bajo mis pies,
cuando las olas bañan mi todo...

Cuando respirar, bajito, lento,
se me hace difícil,
cuando una sonrisa se asoma a mis ojos,
cuando aquella canción resuena en mi mente,
cuando los días suceden a las semanas, 
al tiempo, a los años....

Cuando cada mañana, 
la luz de la aurora toca a despertarse,
cuando, por momentos, trato de revelarme,
cuando el silencio de esta casa vacía me reclama...
Cuando el eco de los pasos y de mi voz.
resuena entre las paredes...

Cuando sólo puedo respirar,
mirarme al espejo,
suspirar y esbozar apenas una media sonrisa,
cuando los recuerdos se agolpan...

Cuando sonreír cuesta más,
de lo que puedo expresar...
Cuando una mirada dice más que mil palabras...
Cuando el sólo respirar,
cuesta tanto....

Cuando, aunque pudiera,
mi voz no te llega...
Cuando este amor de madre, mujer, amiga, hija y abuela
está almacenado, guardado, protegido,
y sin embargo lo abarca todo...
Cuando el ahora y el ayer,
son sólo marcos del Tiempo....

Cuando descubro, sin querer, pero queriendo,
que el Mañana no ha llegado,
cuando el ayer se ha ido entre mis dedos...
Cuando el Ahora, aveces, es tan esquivo...
Cuando el Instante se hace olvido...
Cuando me miro...
Cuando te miro...

Cuando sólo existe un espacio vacío
donde el Ayer, ya lejano,
estaba lleno y era brillante...
Cuando tantas veces... Cuando....

Pero yo sigo... Y estoy aquí...
en este ahora,
en este instante,
Sólo yo y mis recuerdos,
sólo yo y mis mañanas...

Sólo YO.....

Un Océano de bendiciones amigos y amigas lectoras, que Dios nos bendiga cada día de nuestra vida y a nuestros seres queridos, incluyendo a nuestras mascotas, esos ángeles de cuatro patas que nos brindan con su presencia, cientos y cientos de alegrías, emociones y que sin su aporte, los seres humanos no habríamos descubierto tantas cosas...

Mireya Pérez.



martes, 11 de diciembre de 2018

Manantiales de Armonías: Reflexiones sobre este años que se va 2018...

Manantiales de Armonías: Reflexiones sobre este años que se va 2018...: No sé si a ustedes les ha pasado lo mismo, me imagino que sí, pero este año a mí se me fue, como arena entre los dedos, es ...

Reflexiones sobre este años que se va 2018...








No sé si a ustedes les ha pasado lo mismo, me imagino que sí, pero este año a mí se me fue, como arena entre los dedos, es impresionante, me parece que fue ayer cuando estaba guardando los adornos de Navidad y ahora ya en la mayoría de hogares lucen esplendorosos, llenando de alegría a propios y extraños...

Cada uno de nosotros tendrá una expresión para este año, yo creo que la frase de este es APRENDIZAJE Y COMPRENSIÓN...

Quizás en este momento no sepa ver por completo, todo lo que he aprendido, en todos los sentidos, porque mi alma y mente finitas, no tienen capacidad para tantas y tantas cosas, pero sé, porque me conozco muy bien, que en el transcurrir del tiempo, cuando mire hacia este año, sabré valorar con exactitud todas y cada una de las cosas que he aprendido, compartido, amado, reído, soñado y llorado, porque las lágrimas no sólo son de tristeza, también lo son de felicidad...

He encontrado y conocido a gente muy interesante, con los cuales espero poder contar como parte del libro de mi vida, sé que podrán aportar cosas y visiones nuevas, para seguir creciendo como seres humanos. Ha habido también reencuentros inesperados, personas a las que no veía desde hace eones de años, gracias a las redes o al continuo transitar de los seres humanos, nos hemos podido volver a ver y ojalá mantener en contacto, es tan importante mantener esas relaciones, son parte de nuestra historia vital y cuando la vida te los pone de nuevo en el camino, vale la pena hacer el intento de continuar el contacto, aprender, compartir y reír en unidad...

También ha habido momentos de tristeza por la partida de gente a la que apreciamos, amamos y respetamos, algunos forman parte de nosotros mismos, otros son personas que marcaron un antes y un después en nuestras vidas, a todos y cada uno de ellos, nuestra gratitud, amor y recuerdo eterno, Dios los tenga en su Gloria.

Un capítulo importante es el apartado de los sueños o metas, a veces, al principio de año nos trazamos una serie de metas por cumplir en el año que ha de venir, y cuando se acerca la fecha del fin de ese año, notamos que algunas se han cumplido, otras han cambiado para mejor y muy posiblemente algunas se hayan quedado en el tintero, sin ni siquiera hacer acto de aparición... Cuando eso sucede puede que piensen que fracasaron, yo aunque me hubiera gustado lograr algunos de esos objetivos, sé que su ejecución no estaba en mis manos, que dependían de otros factores que yo no controlaba, pero sé que en el momento en que sucedan será el tiempo perfecto y maravilloso, el preciso, el que debe ser, ni un minuto antes, ni uno después... En el tiempo perfecto de Dios.

Gracias a mis mentores, a mis amigas y amigos, a mi hija y mis nietos, a la gente con los que trabajo, colaboro o con los que expreso mi fase más humana y cercana, a mis exalumnas, familiares, a todos. Son parte importante de este tren de mi vida, quizás nunca les diga todo lo que aportan a ella, pero sepan que sí, que son valorados y apreciados, amados y recordados por mí. Soy y he sido una mujer afortunada al tenerlos en mi vida. Pero por favor no se apeen del tren todavía, prometo acompañarles y seguir todo el tiempo que pueda...

Dios nos bendiga a todos, en cada casa u hogar, con nuestra familia y amigos.


Mireya Pérez.




jueves, 6 de diciembre de 2018

Manantiales de Armonías: Ella no era una más... Adiós a una compañera, muje...

Manantiales de Armonías: Ella no era una más... Adiós a una compañera, muje...: Dice Alberto Cortés en una de sus canciones más emblemática, que ... Cuando un amigo se va, se lleva con nosotros las risas...

Ella no era una más... Adiós a una compañera, mujer y amiga fuera de serie...








Dice Alberto Cortés en una de sus canciones más emblemática, que ... Cuando un amigo se va, se lleva con nosotros las risas compartidas, nuestros sueños, nuestros recuerdos... 

Así nos sentimos hoy todas, estoy segura, porque se fue una de las nuestras, nuestra Beba, aunque yo siempre la llamé por su nombre real, pero en fin, era el mismo personaje...

Es difícil poner en palabras el cúmulo de sentimientos que se agolpan, como caballos desbocados, en la mente, en la piel, en ese cúmulo de imágenes que nos abordan, con risas, con juegos, con palabras y con algo que para nuestro universo femenino es tan necesario... Las confidencias, hechas a veces a la luz de una conversación de mujeres adultas, sin mediar ni siquiera una copa de vino, puedo decir que entre nosotras se afianzó la amistad a través de las redes, del whasap...

Cómo era... Pues era una mujer genial, inteligente, sabia, vivaz, con una lengua y una escritura mordaz a veces, pero que nos hacía reír, preparada, hablaba idiomas tan difíciles como el ruso, cinco o seis en realidad, con fluidez, con soltura. Dedicada y sumamente profesional, cosa que se granó a pulso en el ejercicio de su profesión como docente universitaria, en una de las carreras, que tradicionalmente ejercieron los hombres, pero que ella realizó con maestría y sapiencia...

Buena hija, amiga y compañera, así era nuestra amiga...

Hoy ya no está entre nosotros, pero siempre formará parte de esos recuerdos que nadie puede borrar, ni siquiera el tiempo, porque al contrario, agiganta la imagen y le da un cariz insospechado.

Te queremos, te vamos a extrañar un montón, te llevas contigo una parte de nuestro universo femenino de chicas del colegio, de los juegos del patio, de nuestras escapadas a la Tívoli, de nuestras canciones y juegos en el jardín del colegio, de nuestras conversaciones en las escaleras del salón... Tantos y tantos recuerdos...

Estoy segura que ahora, cada una de nosotras, tus compañeras y amigos, estaremos pensando en algo especial de ti, que te hacía única y especial, para cada uno, y que posiblemente, si uniéramos todas las historias y recuerdos, podríamos asomarnos apenas a un semblante de lo que eras en realidad.

Te has reunido con los tuyos, y sabemos que ahora estás feliz, los demás te extrañaremos, pero también, en algún momento, cuando llegue nuestro instante, nos volveremos a encontrar y nos dirás lo bien que te lo haz pasado, lo que has disfrutado y tendrás muchas cosas para contarnos, reiremos y nos abrazaremos, y estaremos feliz por ti y por nosotras.

Es sólo un hasta luego Beba, sé que nos volveremos a encontrar y cuando eso suceda, nos acogerás con esa sonrisa y esa sabiduría tan tuya...

TE QUEREMOS Y TE RECORDAREMOS SIEMPRE...


Mireya Pérez.