A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

lunes, 29 de agosto de 2016

Manantiales de Armonías: Revisemos nuestro Mapa del Tesoro...Nos esperan mu...

Manantiales de Armonías: Revisemos nuestro Mapa del Tesoro...Nos esperan mu...: No sé si ustedes se han dado cuenta, pero yo estoy asombrada de lo rápido que este año 2016 se está yendo, ya vamos a cerrar el mes d...



Pues bien, hagamos algo por nosotros, busquemos aquel Mapa del Tesoro que les pedí que hicieran a principio de año, y si no lo han revisado antes, háganlo ahora y descubran los pequeños grandes avances y triunfos que han tenido en apenas 8 meses!!!.

Revisemos nuestro Mapa del Tesoro...Nos esperan muchas sorpresas!!!.


No sé si ustedes se han dado cuenta, pero yo estoy asombrada de lo rápido que este año 2016 se está yendo, ya vamos a cerrar el mes de Agosto y habremos entrado a la última parte del año. Vendrá el otoño y las hojas de los árboles empezarán a pintarse de rojos y naranjas imposibles, para después caer en espera del invierno y así seguir el curso de la naturaleza sabia que nos rodea y gobierna, aún sin darnos apenas cuenta...

Pues bien, hagamos algo por nosotros, busquemos aquel Mapa del Tesoro que les pedí que hicieran a principio de año, y si no lo han revisado antes, háganlo ahora y descubran los pequeños grandes avances y triunfos que han tenido en apenas 8 meses!!!.

En el mío estaba el publicar el libro de Princesa, y como les referí de nuevo ayer, lo hice, con sacrificios, con ilusión y tristeza porque mi esposo no lo compartía conmigo, pero desde el Cielo sé que lo ve. También fuí al Festival de San Jordi, en abril a participar en el día del Libro, a firmar junto a otros escritores, nuestros libros y a compartir los sueños de todos. 

Fue una experiencia maravillosa, donde conocí a gente increíble, pude ponerle cara a mis editores de Pinguin Random House, y compartir con otros escritores noveles como yo, sus peripecias y andanzas. Todos tenemos en común ese anhelo por compartir lo que nos anima a escribir, y la sorpresa de que nunca se agotan los temas, ni sueños de la gente, sin importar la edad, las circunstancias o las creencias, color de piel, filosofía o forma de vida. Todos teníamos la misma luz de la ilusión y el amor hacia aquello creado, nuestras criaturas. 

Yo fui con mis dos libros, escritos bajo dos nombres diferentes, pues abarcan temáticas diferentes y especiales: Mi Hijo Pródigo, editado el año pasado.


Allí también me notificarían que aparecería el domingo 30 de abril de 2016, la entrevista que me hicieron en el mes de febrero, y de la cual estaba expectante, cuál no sería mi sorpresa al saber que había sido seleccionada junto a dos escritoras, como modelo de Resiliencia.


Viendo este Mapa del Tesoro, noto con alegría y gratitud infinita, cómo todo a mi alrededor se ha confabulado al positivo, para que yo pueda seguir este camino, mi camino, particular, pintoresco y singular que me ha sido asignado, o que quizás mi alma, en un rasgo propio mío e insensato, escogió antes de venir a este mundo, para continuar mi evolución espiritual y emocional.

Me encuentro ahora mucho más fuerte, más serena, quizás demasiado consciente de mi papel, o a pesar de conocerlo, aceptando todas las consecuencias de mis decisiones: hayan sido acertadas o no. Sé que me he equivocado muchas veces, pero fruto de mis flaquezas, tropiezos y desaciertos, he llegado hasta aquí. He aceptado mi camino, y el papel que debo hacer o llevar a cabo. La misión de vida, cada vez es más nítida. La diferencia está en que ya no me revelo ni me siento víctima, sólo soy lo que debía ser y he asumido mi vida, como tal, sin prejuicios, ni dobleces, sólo heme aquí, con mi bagaje y mi experiencia personal, con la música que llevo dentro, con la experiencia de una vida vivida con amor y entrega a los míos, sin dobleces, solamente yo.

Soy la mujer, la hija, hermana, esposa, madre y abuela, amiga de mis amigos y madre putativa de mis chicas, así como el árbol que amo, el Flamboyant o Acacia, mi tronco se va expandiendo permitiéndome extender mis ramas y acoger bajo mi copa grande y tupida, los hijos e hijas que no tuve, pero que soñé... Adopto de forma natural, a la gente menor que yo, y mi alma de madre se vuelca a ayudar, a apoyar, a sonreír, cuando sólo eso hace falta, a acoger al peregrino, a dar cobijo y afecto sincero al que me pide ayuda, e incluso a veces, sin que lo expresen, sólo me basta mirarlos a los ojos y entender que soy de ayuda, y me despliego hacia ellos...

Hoy miro con sorpresa mi Mapa del Tesoro y veo que se han cumplido muchos de mis proyectos, pero han surgido nuevos, que ahora anoto, por si mi mente distraída en tantos frentes, se olvidara. Pero estoy tranquila y serena, a pesar de los pequeños  momentos de dolor, que por conocidos no son menos dolorosos, pero la vida es así, y la ley de vida se cumple, ninguno de nosotros nos quedaremos para siempre, pues todos nos vamos. Lo realmente importante será qué hicimos con los Talentos que Dios nos dió... Yo espero cumplir con los míos y haberlos hecho crecer y multiplicarse en sonrisas, en alegría, en cosas bien hechas, y en compartir esa música que Dios sembró en mi alma.

Dios los bendiga, ojalá al mirar su propio Mapa del Tesoro, se encuentren con tantas sorpresas como las que he tenido yo. Bendecido sea nuestro camino.

Mireya Pérez.



domingo, 28 de agosto de 2016

Manantiales de Armonías: Mi amada Princesa... mi compañera del camino..

Manantiales de Armonías: Mi amada Princesa... mi compañera del camino..: Para algunos quizás Princesa sea una total desconocida, para otros, que comparten conmigo en Facebook, no tanto, pues hablo con...



Ella llama la atención, no porque sea una perra estéticamente bella, no, es por esa forma de comunicarse y de hacerte ver sus necesidades, o sus razones para que vayas al sofá te sientes, y ella así pueda dormir en tu regazo o a tu lado, y por muchas cosas más: tiene un caminar femenino, jajaja, moviendo sus caderas y colita, con suma elegancia, jajaja y cuando alguien comenta algo de ella, enseguida levanta sus orejas y mueve como loca su colita, como asintiendo a lo que nombran sus atributos innatos, es una loquita que te roba el corazón... No lo puede evitar.

Mi amada Princesa... mi compañera del camino..






Para algunos quizás Princesa sea una total desconocida, para otros, que comparten conmigo en Facebook, no tanto, pues hablo con frecuencia de ella o me refiero a ella cuando veo algún video de perros especiales, y la mía lo es.

Princesa llegó a nuestras vidas una tarde de octubre cuando fuimos a buscarla a un refugio de animales, Valle Colino, en Santa Cruz de Tenerife, donde vivimos. Y como relato en su libro, ella nos escogió a nosotros y fué y es un amor a primera vista...

He tenido perros en casa desde niña, y siendo madre de familia, también, pero creo que salvo Blondie (doberman) y Nerón (Pitsburg), no me había encariñado tanto, como con esta mestiza que me ha robado el corazón, para toda la vida.

Es de sobra conocida la inteligencia de estos animales, que se han ganado el título de ¨mejores amigos del hombre¨, pero en el caso de mi querida perrita, se va más allá de todo lo que podamos describir. Es tan buena, tan noble, cariñosa y humilde, que no puedes negarle casi nada de lo que quiere, por supuesto que es una zalamera de primer grado, y aunque al principio el visitante no le gusten los perros, después de algunos días de convivencia con este personaje, tu visita te sorprenda con un:

_ Deja que yo bajo a Princesa_ jajajaja.

Ella llama la atención, no porque sea una perra estéticamente bella, no, es por esa forma de comunicarse y de hacerte ver sus necesidades, o sus razones para que vayas al sofá te sientes, y ella así pueda dormir en tu regazo o a tu lado, y por muchas cosas más: tiene un caminar femenino, jajaja, moviendo sus caderas y colita, con suma elegancia, jajaja y cuando alguien comenta algo de ella, enseguida levanta sus orejas y mueve como loca su colita, como asintiendo a lo que nombran sus atributos innatos, es una loquita que te roba el corazón... No lo puede evitar.

A veces, cuando me he quedado absorta ante el ordenador viendo noticias o alguna película o vídeo, y se ha hecho muy tarde (las dos de la mañana, por ejemplo). Se planta en la entrada del estudio y me increpa, haciendo ademán de que la siga, pero cuando no le he hecho caso, se regresa y desde la puerta me vuelve a emitir una especie de gruñido- llanto, que me indica que ya debo cerrar este ¨trasto¨e irme a dormir. Claro que esto tiene una razón muy lógica, es que Princesa tiene sueño y quiere que yo me vaya a mi cama, para ella también acostarse, como tiene costumbre, a mi lado o delante de mi vientre, como si yo fuera un marsupial y ella mi cachorra... Tremendo par de chicas somos!!!! jajajaj.

De tanto observar a Princesa en su evolución de aprendizaje y adaptación, surgió la idea hace más de cuatro años de escribir el libro que edité este año: Princesa y su Mundo, Las Aventuras de una perrita mestiza. Es en realidad una historia preciosa de amor, fidelidad, crecimiento y entrega contado a cuatro patitas.

Siendo una historia tan hermosa no quería dejarla en el olvido y hoy de nuevo les invito a buscar este hermoso libro, que es para todas las edades, pero que si tienen un niño en casa, será una hermosa ocasión para aprender, de una forma sencilla y cercana, cómo sienten y aman estos seres especiales que son nuestros animales de compañía.



Si están en la Península, España, pueden solicitar el libro en cualquier librería de la Casa del libro, y en una semana lo tendrán. También lo pueden solicitar en AGAPEA, en Canarias, que también se los harán llegar. Pero si prefieren los e-book, pueden solicitarlo directamente a megustaescribirlibros.com o en Amazon.

No tienen excusa, vale la pena leerlo o leerlo a los hijos, nietos o sobrinos.

Les prometo que no les va a dejar indiferente.

Gracias de todo corazón.

Que Dios nos bendiga y sobre todo, a esos ángeles especiales que son nuestros animales de compañía, a los que les debemos mucho más de lo que podamos creer en algún momento.

Mireya Pérez


sábado, 27 de agosto de 2016

Manantiales de Armonías: Manantiales de Armonías: Seamos sumadores de tiemp...

Manantiales de Armonías: Manantiales de Armonías: Seamos sumadores de tiemp...: Manantiales de Armonías: Seamos sumadores de tiempo y de momentos de vida..... : La  mayoría de nosotros desconoce el poder tan inmenso y ma...



¿Cómo puedo yo aportar a mi entorno?. Pues creo que de una forma sencilla y lógica: haciendo bien las cosas, aportando ideas para sumar en favor de todos, restándole importancia a lo que no la tiene, y actuando en forma razonada para llevar a buen puerto aquello que hacemos, que son nuestros sueños, o que forman parte de los sueños de un colectivo aún más grande: mi comunidad, mi sitio de trabajo, mis compañeros de clase, de estudios o simplemente mi vecindario.

¿ Qué puedo aportar a mi entorno?... Mucho!!!


Posiblemente la mayoría de los que leen este enunciado piensen que se me ¨volaron los tapones¨, literalmente, jajajaj, pero no amigos, no se han volado, ni se van a volar, mientras yo pueda ejercer control sobre lo que pienso, escribo y pronuncio, bien sea a viva voz, o bajito, para no despertar al ¨coco ¨, jajaja.

Cuando hablamos de ¨aportes¨las personas sin dudarlo, sólo ven el signo de los dólares $ en su cabeza, pero no me refiero para nada a eso. Al contrario, me baso en algo muy personal, a lo que yo como ser humano y pensante, puedo aportar de mí misma a mi entorno más cercano, y ¿por qué no? al que está en la distancia. Porque déjenme decirles que cada acción nuestra tiene su respuesta y efecto en el universo, aunque nunca nos hagamos conscientes de ello.

Entonces ¿Cómo puedo yo aportar a mi entorno?. Pues creo que de una forma sencilla y lógica: haciendo bien las cosas, aportando ideas para sumar en favor de todos, restándole importancia a lo que no la tiene, y actuando en forma razonada para llevar a buen puerto aquello que hacemos, que son nuestros sueños, o que forman parte de los sueños de un colectivo aún más grande: mi comunidad, mi sitio de trabajo, mis compañeros de clase, de estudios o simplemente mi vecindario. A esto debo sumar que no debemos prestarnos, para nada, al ¨radio pasillo S.A.¨, los lleva y trae de la gente que le gusta ¨coser y descoser¨no ayudan para nada. Con el tiempo he descubierto que parte de este conglomerado variopinto en realidad lo que tiene es miedo, miedo al cambio, porque las cosas nuevas le son desconocidas, y creen absurdamente, que manteniendo el status quo, todo seguirá igual y nada cambiará. Pero la vida es dinámica y todo absolutamente todo cambia, lo queramos o no.

A la gente que no conoce nuestro talante, le pueda resultar extraño nuestro vocabulario, tan típico del gentilicio venezolano, jajaja, como es el ¨no hay problema...¨Cuando no nos conocen bien, creen quizás que somos incautos, inmaduros o quien sabe qué cosa más¨. Lo que no saben es que la vida no nos ha tratado entre algodones, y que con la experiencia de vida, de cada uno de nosotros, hemos aprendido que lo único que no tiene remedio y es inalterable, es la propia muerte, lo demás puede ser cambiado y mejorado. Y es ahí donde nosotros podemos y debemos actuar. No cabe en nuestro ser otra ambición que la de aportar ideas y solucionar, si está a nuestro alcance, las cosas que en un momento dado parecen ¨perdidas o dañadas para siempre¨. Todo en la vida tiene solución y si después de intentarlo no resulta, entonces aceptamos lo que sucede, pero habremos luchado antes por ayudar y solucionar lo que en un momento dado parecía una nube negra, pero que, al igual que hace el viento al soplar, se dispersa con la actuación tranquila y mesurada del que ve una solución y una oportunidad en cada vicisitud.

Así que, amigos míos, ¿no les parece que al actuar con tranquilidad, sin trastornarse ante las contrariedades, podemos tener control positivo y así ayudar a nuestro entorno?. Ayudar a  quien nos necesita y de paso dar ejemplo silencioso, a todos los que nos rodean.  Pues no hace falta hacer alarde de nuestras acciones, ellas hablan por sí solas. Y si alguna vez alguien nos dice lo que sintieron ante nuestra acción, creo que serán muy pocos los casos, en los cuales, lejos de arreglar, habremos fallado, pero serán muchos más los casos en los que habremos aportado nuestro grano de arena a la solución general de la inquietud colectiva.

Miren a su alrededor, la vida es maravillosa, cada día nos muestra la magia y esplendor de una naturaleza sabia que se reinventa cada día, y que supera cada día sus propias vicisitudes, sin aspavientos, sin alharacas, sin desbordes de ego que destruyen lo hecho con anterioridad. ¿Es que acaso nosotros no podemos hacer lo mismo?. ¡Claro que sí!!!. Sólo hace falta voluntad y afecto, respeto hacia el prójimo y valor para actuar proporcionalmente al reto que se nos presenta.

La vida amigos es tan hermosa, tan llena de brillo, de luz, de alegría, de música, de risas, y también de llanto y tristeza, pero aún en esos momentos, una palabra dicha desde el corazón, una mirada, una caricia o un abrazo sentido desde el corazón, puede hacer ¨un todo¨para aquel que lo recibe. 

No habrán gastado nada de su bolsillo, pero habrán entregado mucho de la fuente inagotable del amor y la solidaridad humana que nos caracteriza, y eso es muy gratificante.

Que Dios los bendiga cada día de vuestras vidas.

Mireya Pérez

lunes, 15 de agosto de 2016

Manantiales de Armonías: Seamos sumadores de tiempo y de momentos de vida.....

Manantiales de Armonías: Seamos sumadores de tiempo y de momentos de vida.....: La  mayoría de nosotros desconoce el poder tan inmenso y maravilloso que tenemos para ser ¨agentes de cambios positivos¨...  Y muy ...

Seamos sumadores de tiempo y de momentos de vida...




La  mayoría de nosotros desconoce el poder tan inmenso y maravilloso que tenemos para ser ¨agentes de cambios positivos¨... Y muy posiblemente les parezca absurdo o falaz, pero es una realidad muy patente y acertada. 

Nuestro comportamiento en el día a día puede ser positivo o negativo, y dependiendo del signo en el que nos desarrollemos, aportaremos cosas maravillosas o restaremos momentos que, de otra forma hubieran sido dignos de recordar.

¿Pero dónde está el posible error o el cambio?... Simplemente en nosotros, es una toma de conciencia personal, única e intransferible, pues nosotros, en nuestro libre albedrío, somos capaces de sumar al entorno, a nuestros compañeros de trabajo, a nuestra familia, o simplemente a las personas que toman contacto con nosotros, en un momento dado del camino personal y único de cada uno de nosotros.

Nuestra capacidad de ¨aportar algo de nuestro conocimiento, de nuestra entereza o de nuestra capacidad para ayudar¨, puede hacer la gran diferencia, y lo hacemos, en la mayoría de los casos, de forma natural, sin imponernos, e incluso diría que, sin proponernoslo, es simplemente el producto de un trabajo espiritual llevado al exterior, de forma cónsona con nuestro carácter y nuestra forma de ser. Esto es parte de ese sello personal que muchas personas tienen de forma natural, pues brota de su corazón emocional al exterior, espontáneo, sereno y tranquilo, sin imponer nada en absoluto. Ahí está el detalle...!! Como diría Cantinflas en más de una de sus legendarias películas.

Quizás piensen que ustedes son incapaces de lograr esta meta, pero en realidad es algo que se puede lograr, si trabajamos sobre nuestro Ego y nuestra forma de comportarnos hacia el exterior. Si dominamos ese Ego traicionero y tiránico, podremos con el tiempo, dejar en libertad al verdadero y especial ser humano que somos en realidad. Pues cada uno de nosotros representa una parte indivisible del Todo que es la maravillosa obra de Creación del Universo.

No tenemos idea de cuánto influimos en el entorno hasta que, un buen día escuchamos, sin querer, una conversación y descubrimos con sorpresa cómo nos ven y cuánto aprecian ese comportamiento nuestro, aunque creamos que la gente no se dá cuenta, sí lo hacen, y a veces, ese comportamiento nuestro viene en auxilio de personas que necesitan de ese sentimiento de paz, de serenidad y de tranquilidad. A eso le llamo Sumar. 

San Francisco de Asís en su Oración de Paz nos dice:

Señor, hazme instrumento de tu Paz
que no busque yo, ser consolado
como consolar.
Que no busque yo ser perdonado,
como perdonar.
Donde haya odio,
ponga yo Señor Tu Amor.

Hazme un instrumento de tu Paz...

Es un hermoso ejemplo de vida humana, cercana y amorosa. Pues cuando damos a manos llenas, también recibimos, de formas diversas y significativas, incluso de aquellos que no esperamos nada, y es una sensación de humildad y de afecto que nos llena y nos reconforta, que nos hace sentir un calor en el corazón, como si brincara de alegría, de una alegría que viene del compartir las pequeñas grandes cosas de la vida, de saber que de alguna manera no hemos arado en el mar, al contrario, hemos sembrado buenas y maravillosas semillas, flores de aromas diversos que seguirán perfumando, más allá de nuestro tiempo en la tierra.

Ojalá tengamos mucho tiempo para seguir sembrando, para sumar momentos, experiencias, alegrías en la vida de los demás y en la nuestra propia, pues dando se siente el alma regocijada y la paz se transmite, incluso en la mirada.

Gracias Señor por darnos la oportunidad de hacer lo que hemos venido a hacer, de compartir, de aprender, de sumar tiempo y calidad de tiempo, de respuestas y calidad de respuestas, de respeto, afecto y amor a raudales.

Dios nos bendiga cada día de nuestra existencia.


Mireya Pérez



jueves, 11 de agosto de 2016

El Duelo y sus etapas...


Todos los que han atravesado por este camino  coinciden en algo que es común, y a la vez diferente para cada uno de los que lo viven, y es que se pasan por distintas etapas, a veces unas enlazadas con las siguientes, otras en cambio, como si se tratara de lecciones especiales, donde nos descubrimos como alumnos no precisamente avanzados, más bien a regañadientes, porque en ocasiones pareciera que hemos retrocedido cuando ya pensábamos que esa etapa en particular la habíamos superado.

En lo particular me he casi derrumbado al ¨darme cuenta¨de que apenas faltan ya, casi mes y medio para cumplir el primer año de esa ausencia, que aunque conocida desde el principio, nunca se está lo suficientemente preparado cuando nos encontramos con el hecho como tal. Ahora me descubro pensando en la misa del primer año, y me derrumbo, no lo puedo evitar, el alma se me pone chiquita, como si se diera cuenta de lo poco importante que es el tiempo, pues pasa sin darnos cuenta, los días se suceden unos a otros y los meses le siguen en carrerilla, y uno en la borrasca, a veces completamente firme, otras tambaleante, aunque la máscara que he construído es tan buena, que pocos se dan cuenta de lo que ocurre detrás de la mujer que soy o que aparento ser.

Gracias a Dios mis días están ocupados en el servicio y atención a otras mujeres, que como yo, han pasado por una enfermedad que está minando a muchas mujeres, estamos asombradas de la cantidad de casos y de las edades tan tempranas en las que se están presentando; como mujer afectada y superviviente al cáncer de mama, me asombran los casos de mujeres de 20, 25 e incluso menores a esa edad, que están luchando contra este enemigo silencioso que aparece para darnos ¨una lección de vida¨. Pero también debo agregar, me sorprende aún más el empuje de nuestras mujeres por salir adelante y superarse a sí mismas, son unas grandes luchadoras, estamos muy felices por ellas y por nosotras.

Cuando miro hacia atrás en el tiempo y me sitúo en los días previos a la partida de mi esposo, me asombro del  coraje y de la entereza con la que enfrenté esa etapa, no sólo por él, sino también por mí, aunque tenía miedo de no estar a la altura de las circunstancias, pero con el tiempo se da uno cuenta de que la reacción que tuvimos es la que debíamos tener y de que todo lo que hicimos fue lo mejor, no sólo para la persona que debía hacer su último viaje, sino también para el que acompaña y reconforta.

No puedo evaluar mi duelo, ni creo que nadie pueda hacerlo de forma objetiva, siempre habrá quienes pensarán que debe hacerse de una forma u otra, pero sólo el que transita este camino, entiende y comprende cada rescoldo del camino e intuye que esa era la forma en que debía hacerlo y no otra. Porque el duelo se vive de forma individual. No es lo mismo el duelo que siento yo como esposa, que el que siente mi hija, por ser hija. No puedo ni quiero cuantificarlo, es especial y diferente para cada una de nosotras, y así debe ser.

Este duelo me ha hecho evaluar todas y cada una de las caras que tiene esta etapa, como si de un prisma con muchas facetas, se tratara. Todas y cada una de las caras emiten su propia energía y su propia luz, puede que en momentos, como en estos días pasados, me lleve a sentir tristeza y melancolía profunda, sin siquiera asomarme a la depresión, ni lo quiero... 

 La depresión  me parece en realidad, uno de los males de este siglo que transitamos, o quizás es que los médicos cuando la persona se siente abatida, triste y desolada, crean que eso es una depresión y la llenen de pastillas que les va minando la alegría de vivir, y que las va sumiendo en una especie de sopor o de somnolencia que las mantiene alejadas del mundo. No se lo deseo a nadie.

Así que aquí estoy hoy, parada en esta vereda del camino, mirando lo cerca de las fechas, y por el otro lado, asombrada de todo lo que ha sucedido en mi vida, desde el punto de vista positivo, en este tiempo. Y me consuelo de poder hacerlo parada en mis pies, fortaleciendo mis piernas, dispuesta a caminar y transitar el camino que debo hacer, que sólo me pertenece a mí, aunque cuento con el apoyo de una serie de ángeles que están en mi vida, que van acercándose o que llegarán para acompañarme, instruirme o simplemente para decirme que siga adelante, siempre con la vista en el horizonte, a veces sumida en mis recuerdos, otras con las lágrimas suspendidas en mis pestañas, pero valiente, entera y reconfortada.

Gracias a todos y a todas. Aunque a veces me recluya en el silencio de los días, tengo presente el que debo compartir y escribir, no sólo para mi alegría de compartir, sino también para aprender, para enseñar y para rezar en grupo, de una forma sencilla, muy mía, pero que he venido haciendo en casi tres años, desde que comencé esta andadura guiada por mi esposo.

Dios los bendiga y me bendiga a mi también.

Mireya Pérez


domingo, 31 de julio de 2016

Manantiales de Armonías: Lo que nos quita energía...

Manantiales de Armonías: Lo que nos quita energía...: Todos y cada uno de nosotros tenemos a veces o con mucha frecuencia, pensamientos que nos atormentan, que nos roban energía...

Cuando nos atormentamos por cosas o situaciones que no está en nuestras manos el poder solucionarlos, nos resta energía vital, nos sentimos cansados, agotados emocionalmente, y somos incapaces de ver otras cosas que están ocurriendo a nuestro alrededor y que son maravillosas, pero estamos enfocados solo en lo que nos falta y no vemos lo hermoso y maravilloso que nos rodea.