A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

miércoles, 29 de marzo de 2017

Manantiales de Armonías: Madre...

Manantiales de Armonías: Madre...: Para cada uno de nosotros esa palabra significa un mundo, todo nuestro universo personal... Que se hace más evidente y presente, en la au...

Madre...

Para cada uno de nosotros esa palabra significa un mundo, todo nuestro universo personal... Que se hace más evidente y presente, en la ausencia, así sea sólo geográfica... Yo viví las dos: geográfica y ahora física, en más de una ocasión de mi vida, ahí me acerco a la historia de miles de millones de seres humanos, lo sé, lo entiendo y comprendo.

Quizás porque se acercan fechas que me demuelen el alma, porque me doy cuenta de que el tiempo pasa y se nos va como arena entre los dedos,o porque también yo soy un ser finito, del cual conozco la fecha de llegada, pero la de partida es incierta, gracias a Dios, porque si no, cada uno de nosotros estaría más pendiente del tiempo que falta, más que del tiempo que aún tenemos. Pero eso es humano, no lo podemos remediar, así somos y así debemos ser.

Azul agua marina...

Ojos azules,como el mar
pícaros y vivos,
dulces y tiernos,
haciendo un marco 
a tu rostro dulce,
a tu pelo rubio y ensortijado...

Pequeña, pero ágil,
fuerte como roca,
dulce como miel.
Madre, esposa, amiga...

Siempre dispuesta a abrazar,
madre de besos repiqueteados,
de mil te quieros,
de mil te extraño...

Hoy no puedo escuchar tu voz,
pero te siento en cada átomo de mi piel,
digno reflejo de tu imagen,
en silencio,
con tranquilidad,
en el seno de tu casa,
con tus recuerdos,
así te veo en mi memoria,
mujer fuerte y frágil a la vez

Te negaste a soñar en voz alta,
tenías que luchar, 
por tí, por los tuyos...
Nunca un requiebro,
nunca un ¨no puedo¨...
Tus manos con callos de tanto cortar...
pero suaves y tiernas para acariciar....

Valiente te enfrentaste a tu destino,
jamás te echaste para atrás,
de tí heredé mi tenacidad,
de ti, mis ansias de luchar...

Madre mía,
hoy te extraño más que ayer
menos que mañana,
con el alma encogida,
sin poderme acunar en tu regazo,
pero con la certeza 
de que en algún momento
nos volveremos a encontrar...

Sólo puedo decirte:
¨Feliz cumpleaños mamá¨....

Mireya Pérez.


martes, 28 de marzo de 2017

Manantiales de Armonías: Un amirada a tu interior...Intima y personal...

Manantiales de Armonías: Un amirada a tu interior...Intima y personal...: Vivimos en una época en que todo se hace a la carrera, sobre la marcha... Los días se van tan de prisa, que cuando vienes...

Un amirada a tu interior...Intima y personal...









Vivimos en una época en que todo se hace a la carrera, sobre la marcha... Los días se van tan de prisa, que cuando vienes a darte cuenta ya estás a mediados de semana, y el fin de mes apenas a dos suspiros!!!.

Para los que viven a expensas de un sueldo, siempre tienen la sensación de que el dinero se les escurre entre los dedos, como la arena del mar, y a duras penas logran llegar a cubrir todo lo que tienen que hacer: los pagos u obligaciones. A estos elementos, debemos todo lo que nos rodea y que creemos falsamente que nos representa, digo falsamente, porque gracias a los medios de comunicación, a la vida tan competitiva que llevamos, hemos llegado a pensar que si no vestimos de una determinada manera, si los hijos no hacen tal o cual actividad e incluso si no utilizamos tal o cual vehículo, no somos nadie... ¡ Horror de horrores!!!.

Todos y cada uno de nosotros, somos mucho más de lo que nos rodea, somos seres humanos valiosísimos, tenemos sentimientos y experiencias humanas maravillosas, que puede que la gente a nuestro alrededor desconozca, pero que están ahí, esperando sólo un ¨leve permiso¨para darle rienda suelta y mostrar al mundo, las maravillas que se están perdiendo.

Hay tantas vidas espirituales, que sólo vemos apenas, cuando logramos mirar con sinceridad a los ojos del otro, que nos asombraríamos al ¨conocer ¨a esa persona que apenas podemos vislumbrar que existe, pues nos hemos puesto una careta, o nos la ha impuesto la sociedad que nos rodea, la que nos ¨dice qué está bien y qué no¨. 

En nuestro afán de encajar en ese sistema hipócrita, escondemos al ¨verdadero yo¨, detrás de una máscara, que apenas deja ver la sonrisa disfrazada, la dulce mirada escondida tras las gafas de sol, y las lágrimas que no hemos derramado, porque ¨todos creen que somos una roca¨, cuando en realidad tenemos tanto miedo, tanto amor, ¡Tanto! por compartir, que apenas permanecemos un rato y enseguida nuestro ¨disfraz¨se apodera de la escena y los otros se perdieron de lo mejor, de lo más humano y cercano...

Cree que, si la gente lo conociera de verdad, se burlarían, quizás porque en una vida temprana así lo hicieron, y entonces la persona aprendió a esconder celosamente su gran tesoro emocional, la mejor parte de ellos mismos, tanto, que  ahora no saben cómo rescatar esa parte tan importante de él. 

Pero gracias a Dios hay tiempo o estamos a tiempo para rescatar al verdadero yo, a la hermosa persona, a esa alma ¨única y especial¨ que les habita, que está en cada uno de nosotros y que quiere caminar con la frente descubierta, respirar el aire del mar, de la montaña e incluso de la ciudad y hacerlo libremente, sin miedos, sin angustias, sabiendo de antemano que es la mejor manera de empezar de nuevo, una vez más, pero desde la seguridad del que ha transitado muchas etapas y que ha podido resolver muchos de los problemas presentados en su momento. Conociendo cada una de sus cicatrices, pero lejos de esconderlas o de sentir lástima de él, se siente feliz de su experiencia vital y de haber llegado hasta este momento.

Cuando la persona descubre a ese ser interior que lo habita, surge un cambio ¨radical¨, aunque no lo diga y la gente lo nota, hay un brillo especial... Por primera vez quizás, se siente bien en su piel...

Uno de los caminos que lo habrá llevado a ¨ese descubrimiento¨puede ser la Oración, independientemente de la Fe que profese, es una comunión entre su Creador y él y cuando se habitúa de nuevo a rezar, a conversar íntimamente con Dios, con las oraciones aprendidas o las que él cree, es indiferente en realidad... Esa conversación será ahora continua, desde un simple ¡Gracias Señor! hasta el diálogo interno para resolver o pedir ayuda a una inquietud o simplemente pedir que ¨aparezca alguien o un ángel¨que lo ayude en tal o cual circunstancia.

Para otros, la conexión con su Yo interior, la retoman desde la Meditación, es quizás uno de los medios más usados hoy en día, sin que por ello, abandonen su Fe. Lo uno no significa el abandono de lo otro. Simplemente se complementan.

Hoy, animada por los hechos maravillosos que ocurren a mi alrededor, con gente a la que quiero y estimo, los invito a buscar en su interior, esa llama divina que los habita, a conversar con ella, con esa Alma que está en cada uno de ustedes, para que la felicidad, si así fuera posible, sea más completa. 

Cuando hagan de la meditación, la oración o el sólo respirar y dejarse llevar de esos minutos en silencio con ustedes mismos, algo diario y continuo. Sé porque lo he vivido, que se sentirán mejor con ustedes mismos, que harán las pases, aunque sea mentalmente, con aquello que los ha atormentado, y que todo lo nuevo que aparecerá en sus vidas, será simplemente maravilloso.

Queridos amigos mi deseo para todos, como cada día de mi vida, es que Dios nos bendiga a todos y nos ponga en el camino las oportunidades, personas o situaciones que nos permitan crecer y ser el maravilloso ser humano que somos, cada uno en su hermosa variedad y experiencia.

Mireya Pérez



lunes, 27 de marzo de 2017

domingo, 26 de marzo de 2017

Manantiales de Armonías: A pesar de las ¨sorpresas¨.... Perdonar...

Manantiales de Armonías: A pesar de las ¨sorpresas¨.... Perdonar...: Cuando descubro, sin querer, las mentiras o los engaños de alguna persona hacia mí, todavía me sorprendo, no por el ¨aparente...

A pesar de las ¨sorpresas¨.... Perdonar...







Cuando descubro, sin querer, las mentiras o los engaños de alguna persona hacia mí, todavía me sorprendo, no por el ¨aparente daño¨que pudiera haber hecho, no, sino porque la gente pierde mucho al tratar de hacer sufrir a otros, cuando con un No, hubiera bastado...

Puede que la persona en cuestión haya logrado una victoria temporal, pero créanme, que a quien se ha hecho daño es a si mismo. Pues nada hay oculto ante los ojos de Dios. El es la justicia, El es el Perdón y también la vara de medida de los agravios... Yo no lo voy a ver, ni me acordaré otra vez de esa persona, pero cuando llegue el momento, también recibirá lo que ha sembrado... No quiero estar en su piel, pues sólo temo al momento de rendir cuentas ante mi Creador, lo demás, carece de importancia.

Las personas que no viven en consonancia con lo que predican, generalmente tratan a los demás, buscando la manera de ¨resolver o castigar¨aparentes agravios del pasado. Pero el pasado, es eso, algo que sucedió hace eones, que no podemos cambiar, pero del cual podemos aprovechar para crecer, en lo positivo, en lo que tiene de verdad y en lo que no debemos volver a hacer. 

Nadie está exento de cometer errores, de todo tipo, yo soy la primera en reconocerlos y en pedir perdón por mi ignorancia, pues sé que muchos de los errores que cometí fueron producto de mi inmadurez, de mi ignorancia y hasta incluso de mi orgullo, pues en algún momento pensé que era ¨la tapa del frasco y la última gota de agua del desierto¨, jajajajaja. Sí, reconozco que ese ser humano, no me gustaba para nada, pero así era, ¡qué horror!, jajajaj.

Sin embargo crecí, aprendí y sigo aprendiendo, gracias a Dios, y la mejor de las enseñanzas que recibí fué la Humildad. Cuando descubrí a San Francisco de Asís, y luego a otros maestros espirituales, comencé a cambiar, hacia adentro, donde nadie lo ve, pero yo sí lo siento, y al fin y al cabo, es con mis pensamientos con quienes vivo, y con los que estaré hasta el final de mis días. ¿De qué vale tener una hermosa cara, unas medidas armoniosas y hasta un look envidiable, si cuando rompes el cascarón te das cuenta que está vacío, que ni siquiera el aire habita en él...?.

Quizás sea culpa de los medios, de las marcas de moda, de lo fugaz de las cosas, que incluso llegan a ser de un sólo uso, pues todo es desechable... Pero un ser humano no puede ni debe ser desechable. Es una creación casi perfecta, la maquinaria mejor diseñada y maravillosa, de todas las que han sido creadas, pero se puede convertir en algo horrible si no la cuidamos, si no le damos el justo valor, y si no la dotamos de otros elementos tan necesarios como el aire que respiramos, esos elementos necesarios no son otra cosa que, Los Valores Espirituales.

Me gusta ver a la gente cuando voy en algún medio de transporte, unos momentos, porque en seguida la gente siente la mirada y se mueven y cambian la expresión del rostro o llegan incluso a respingar, como si sintieran que ¨alguien les observa¨, jajajaj. Pues sí, lo reconozco, lo hago a menudo, porque me llama la atención lo variado y maravilloso que es el Universo, al tener tantos cientos de miles de millones de ¨modelos únicos y perfectos¨, que son los seres humanos, ni siquiera los gemelos univitelinos son exactos, tienen diferencias, que sólo los padres al principio y luego la familia, amigos y maestros, descubrimos a medida que los tratamos. Por ello me fascina observar a la gente. Sin meterme en camisas ajenas, no, sólo observar. Pero de la observación se aprende, y yo procuro aprender todo lo que puedo, porque en la medida que aprendo, me doy cuenta del valor que tenemos, de lo importante que somos, y de la diferencia que podemos marcar en el instante en que tocamos o conocemos a alguien. Si ese ¨encontrarse¨ se traduce en una acción de crecimiento emocional y humano, para el lado positivo, si podemos contagiar el amor que sentimos por los seres vivos, por la gente, por lo sencillo del vivir en Paz con uno mismo y con el entorno...Ahí está la clave del vivir...

La vida, con el tiempo, nos enseña que hay cosas que no tienen valor, pues no nos deja nada de aprendizaje, sin embargo, en la simpleza aparente de miles de ellas, hay un tesoro de conocimientos que pasan sin ser descubiertos, por el aparente brillo y deslumbramiento que produce lo efímero y fugaz.

He conocido personas que al conocerme, me miran de arriba a abajo y casi puedo sentir el ¨click¨ de la caja registradora tomando cuenta de lo que ha costado o no, cada prenda de ropa que llevo, y cómo esa mente, también me ha desechado al ¨pensar¨que no soy interesante, pues no llevo ropa y calzado de ¨marca¨... Confieso que he sentido pena, pero no por mí, sino por esa persona, la vanidad es algo que nos aleja de la gente, o ¿acaso creen que pertenecer a un club de personas X los hace mejores seres humanos?. Viven engañados, pero no me toca a mí decirles cuánto...

Conozco a personas que lo tienen todo y se sienten solas y aisladas, sin embargo, otros, no teniendo nada, son mucho más felices y siempre tienen una palabra agradable, una sonrisa y miles de abrazos que compartir y estrechar...

Por ello, ¿Con qué nos quedamos?... Con lo efímero y fugaz, como la moda que cambia en cada estación, o con lo que forma parte de nosotros mismos: con la esencia del ser humano, con los sentimientos, con la gratitud, con el amor, con la sencillez, con la humildad, con la Fe, con la Esperanza y con los afectos de corazón a corazón. 

Me quedo por supuesto, con estos últimos, las cosas pasajeras son simples cosas, sin valor, pues no hay emoción, pero los sentimientos sembrados y cuidados con amor, perduran en el tiempo, embellecen todo lo que nos rodea y llena de calor los espacios aparentemente vacíos.

Así que, una vez hemos decidido perdonar y olvidar a quien nos ha engañado, respiremos, miremos hacia adelante y confiemos en Dios, El sabe mejor que nadie lo que nos conviene, y por qué ocurren algunas cosas a las cuales no le encontramos el sentido, pero tarde o temprano, el misterio se desvela y entendemos el ¨por qué ¨...

Dios nos bendiga a todos y cada uno de nosotros, incluso a los que nos han engañado, ellos también necesitan de Dios.

Mireya Pérez



sábado, 25 de marzo de 2017

Manantiales de Armonías: ¿ A dónde vas Amor?... Dios te bendiga...

Manantiales de Armonías: ¿ A dónde vas Amor?... Dios te bendiga...: Algunas personas, sin razón aparente, perdieron el ¨ticket¨del tren, que los llevaría a la ¨vida en pareja y en felicidad¨... Seguram...

¿ A dónde vas Amor?... Dios te bendiga...

Algunas personas, sin razón aparente, perdieron el ¨ticket¨del tren, que los llevaría a la ¨vida en pareja y en felicidad¨...

Seguramente se habrán extrañado al encontrar a algún compañero de estudios del colegio o la Universidad, y descubrir con asombro, que esa persona tan exitosa, que conocéis de toda la vida, en algún momento, por X razones, no llevó la ruta natural de todos los demás...

Lo he señalado con color, pues esa es la ¨alarma¨ que aparece en nuestra mente, pues, sin darse ustedes cuenta, pensaron siempre, que la persona que más éxito debía haber tenido en la vida, en todos los aspectos, era precisamente aquel compañero o compañera de estudios. No quiero decir que las personas solteras, separadas o lo que sea, no sean exitosos, por no tener una familia propia. Pero obviamente asociamos el éxito a todo nivel, con el tener también, una familia.

Pero aquí juega un papel importante nuestras enseñanzas, los viejos esquemas mentales que nos inculcaron desde niños, nuestros padres, nuestros profesores; a veces incluso la vida, nos lo ha ido marcando, sin que nos diéramos cuenta...

Si esa persona que hemos encontrado, de repente se abre a nosotros, y nos cuenta su vida, o nos habla sobre sus experiencias... Vemos distintas facetas del Amor, algunas que, quizás incluso, nosotros, a nuestra edad, no hemos conocido. Pues el amor, como el prisma del cristal más hermosamente tallado, tiene miles de aristas y miles de forma de expresar ese amor, que no incluyó, para esa persona que admiramos, el amor en pareja, la familia construida o la vida.

Para algunos, el amor pasó sin dejar ni siquiera una nota de saludos... Para otros, posiblemente llegó antes de tiempo, y lo dejaron pasar, creyendo que lo podrían retomar, cuando tuvieran tiempo... Para otros, muchos más de los que imaginamos, ¨el amor no era para ellos¨, sin querer, la familia, el entorno, el momento en el que vivían les impidió hacer caso a la llamada de la ¨vida¨, y el tiempo pasó, sin parar, y los llevó hasta aquí, en este momento donde los cabellos empiezan a peinar las primeras canas, o los cabellos grises, jajaja. Y hoy, a pesar de todo, tienen una vida plena...

He dicho vida plena, con conocimiento de causa, no por mí, pero sí por personas que conozco y que son maravillosas, y luego de conocer sus historias vitales, me doy cuenta de que el propósito de esa persona en particular no era tener una familia propia, no, su destino era mucho más amplio, más generoso, más humano quizás, ellas y ellos, decidieron tener una familia universal, sus motivos, sus pasos, sus caminos, los llevó a esta orilla del mar, donde surcan con sus propios pasos, con miles de almas y sonrisas, que llegaron a su puerto, para encontrar amor y palabras de consuelo, calidez y afecto, consuelo y compañía, amor a raudales, en un corazón humano y gigante... El de ellos y ellas.

Ellos no necesitan de una familia propia, su familia somos todos los seres humanos que llegamos a su alma, que tocamos con una sonrisa la puerta especial de su amor...

Si les preguntas, te dirán que nunca se sienten solos, que su vida está plena, que tienen cientos de proyectos en curso, que ayudan o acuden en auxilio de aquel que los necesita, incluso, cuando las personas, desconocen que los necesitan. Pues el afecto, el amor, la calidez humana, no es algo que se descubra de repente como: 

_ Oye!, yo tengo carencia de afectos..._ Me la puedes dar?...

Eso nunca ocurre, pero cuando las personas tienen carencias emocionales, hay algo en su mirada, que por más orgulloso que sea, nos dice que necesita un ¨achuchón¨... Tu te sorprendes y sin ton ni son, decides abrazarlos...

Por ello quizás, por decisión propia, estas personas excepcionales, un buen día, vieron al Amor y le preguntaron:

_ ¿ A dónde vas Amor?... Y la respuesta pudo ser muy variada, explícita o no, y nuestro compañero o compañera, al sopesar los pro y los contra, simplemente les dejó marchar, no sin antes decirles:

_ Dios te bendiga...


Hoy amigos mis deseos para todos es que tengan un hermoso día, lleno de alegría, de cosas maravillosas y de momentos mágicos, rodeados de la gente que llena vuestros corazones. Yo también le pido a Dios que nos bendiga, este y todos nuestros días.

Mireya Pérez.


miércoles, 22 de marzo de 2017