A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

sábado, 23 de diciembre de 2017

Manantiales de Armonías: Sólo falta un día para Navidad!!!!...

Manantiales de Armonías: Sólo falta un día para Navidad!!!!...: La Navidad, dependiendo de nuestros orígenes, costumbres, lugares donde vivimos o hemos crecido, se vive de formas muy diversas y sie...

Sólo falta un día para Navidad!!!!...



La Navidad, dependiendo de nuestros orígenes, costumbres, lugares donde vivimos o hemos crecido, se vive de formas muy diversas y siempre son recuerdos importantes de nuestra vida, independientemente del nivel socio cultural o económico de quien las recuerda o vive y comparte.

Eso es lo grandioso de estas fechas, no sólo porque, como cristianos renovamos el mensaje de que el Niño Dios ha nacido, sino por ese conjunto de emociones y sentimientos que genera y que compartimos con cientos de miles de personas a lo largo y ancho de este planeta azul, llamado Tierra.

Nadie se hace ajeno a lo que conlleva, así sea el hacernos conscientes de que un año más, la vida sigue su curso y seguimos aquí para aprender, compartir y enseñar, o porque sí somos muy afortunados, tenemos gente a nuestro alrededor que lo significan todo para nuestras vidas: la familia, los hijos, la pareja, los amigos y por qué no, también todo lo que nos rodea, ese lugar que nos acoge y al que llamamos hogar o país, bien sea donde nacimos y nos hemos criado, o aquel que nos ha acogido en esta diáspora a la que nos hemos visto empujados, por muy diversas razones.

Navidad es tiempo de Paz, de Amor, de reconciliación, así sea con nosotros mismos, porque a veces nos hemos auto exigido más de la cuenta, y la vida nos lo muestra de muy diversas formas, como sólo ella sabe hacerlo, jajajaja.

Suelo hacer por estas fechas una reflexión sobre el año que termina, pero de alguna manera lo he hecho en otros escritos de estos días. Por eso, hoy quiero hablar de lo maravilloso que es Vivir, de lo agradecidos que debemos estar por todos esos pequeños grandes milagros que hay en nuestras vidas, por la gente que ha llegado para quedarse como amigos, nietos, hijos putativos, por los que siempre han estado ahí y a los que queremos profundamente, por los que han partido cumpliendo así su propia ley de vida, y a los cuales debemos agradecer por haber compartido con nosotros parte de su espacio vital y habernos aportado tantas lecciones importantes, aunque en el momento no las hayamos sabido apreciar... Somos humanos y fallamos, no se preocupen, ellos nos han perdonado, nos toca a nosotros perdonarnos a nosotros mismos, que quizás es el ejercicio más difícil, por aquello de la autoexigencia jajajaja.

Hoy en esta mañana soleada, aunque fría de la zona donde vivo, miro a mi alrededor y escucho a los chicos que en el campo de fútbol juegan su partido de Navidad, a los padres que han apartado el ajetreado momento de arreglar la casa para la llegada de la familia y acompañar a sus hijos a este partido. A Princesa, compañera fiel, que a regañadientes está acostada en su almohadón al lado de mi escritorio, aunque preferiría, cómo no, estar en su almohada preferida: mis piernas, jajaja, pues está pendiente de cada movimiento que indique qué voy a hacer y cómo ella puede influir, de alguna manera en la toma de decisiones, aunque no lo crean, ella también tiene opiniones propias, no vayan a pensar que no, jajajajaj.

Cómo puedo pensar ni por un momento que estoy sola?... Quizás en mi casa no haya más habitantes, por sólo 30 horas, jajaja, porque después tendré a una de mis amigas más queridas de visita por unos días y llenará con su optimismo y su carisma, cada rincón de este casa, que se los digo yo, ya de hecho sin llegar, ha hecho algunos cambios en las actividades, jajajaj. Bendita sea mi July...

También hay otras personas, que están aportando su granito de arena o terrones de azúcar para que estas fechas sean diferentes, y hasta nos han invitado a un concierto de Navidad y vamos a ir!!!!. ( aplausos) jajajajaj

La vida pasa amigos lectores, pero la diferencia estriba en cómo nos enfrentamos o aceptamos cada momento de este camino que yo llamo Vida. Quienes me conocen saben que soy una mujer positiva, discreta, aunque grande en envergadura, jajajaja, pero sobre todo, trato de ser cercana y afectiva con la gente, incluso con los extraños, siempre tengo una sonrisa a flor de labios y una palabra de aliento, porque yo sé lo difícil que pueden ser las circunstancias que se pueden vivir en un momento dado, pero también sé lo importante que es tener cerca a personas que tengan la capacidad de dar a manos llenas y encima acariciar con el alma, para llenar de luz y calor los espacios que parecen vacíos o fríos.

Hoy amigos, desde el alma que me habita y que está infinitamente agradecida por todas las cosas buenas, la gente generosa que me acompaña, la gente humana y cercana que forman parte de mi entorno, y de aquellos que aún en la distancia, están en mi corazón. Quiero desearles a todos y cada uno de ustedes unas muy Felices Fiestas, llenas de amor, de afectos, sonrisas, música en el alma, recuerdos maravillosos y muchas esperanzas y alegrías para el año que está por llegar.

Dios nos bendiga a todos y cada uno de nosotros, a nuestra familia y amigos, a los conocidos que se harán amigos y a los que vendrán en positivo.

Mi abrazo para todos de corazón a corazón.

Mireya Pérez


lunes, 18 de diciembre de 2017

domingo, 17 de diciembre de 2017

Manantiales de Armonías: Silencio... Para recomponer las piezas descolocada...

Manantiales de Armonías: Silencio... Para recomponer las piezas descolocada...: Para aquellos que me han seguido a través de estos cuatro años, este silencio mío tan acusado, les puede parecer extraño, quizá...

Silencio... Para recomponer las piezas descolocadas de la vida...






Para aquellos que me han seguido a través de estos cuatro años, este silencio mío tan acusado, les puede parecer extraño, quizás incluso, hayan llegado a pensar que se acabó la luz que me iluminaba o que las musas se fueron de paseo y no encontraba mi voz...

No, no ha sido nada de eso, sólo que, como aprendiz de la vida, un buen día descubrí que, sin querer, al poner en blanco y negro todo lo que pensaba o sentía, aunque para mí era una especie de ¨terapia¨, para ustedes, mis lectores, podía llegar a ser motivo de preocupación, y ¨la madre¨ que hay en mí, se cuestionó a sí misma y resolvió no volver a cometer ese desliz, jajajaj.

Por ello, si estoy en horas bajas o preocupada por algo, no escribo, me tomo mi tiempo, como lo que es, en realidad: un tiempo de reflexión, de autoanálisis... y cuando ya están las piezas en el sitio que, personalmente creo que deben estar, entonces sí, le doy rienda suelta a mis palabras, pensamientos y sentimientos.

Es parte de la ¨madurez emocional¨que me habita. Mi responsabilidad como persona que comunica o lleva un mensaje, tratando siempre de que sea el más veraz y auténtico posible, sin manipulaciones ni malos entendidos.

Cuando hacemos silencio, y sólo escuchamos al entorno que nos rodea: como nuestra propia respiración, por ejemplo; descubrimos de repente, sonidos que habíamos bloqueado intencionalmente o no, y de nuevo, quizás, percibimos los sonidos de la naturaleza: los pájaros, el viento, la brisa, el mar, los niños en el parque, la gente que habla al pasar, la música de algún coche o piso, el murmullo de la vida que sigue su curso, aunque quizás uno haya paralizado, por un tiempo, su transitar, simplemente para ver al horizonte y observar las diferentes manifestaciones de la vida que están sucediendo en ese mismo instante.

Eso he estado haciendo todo este tiempo...

Este año que finaliza en pocos días, ha sido, por decirlo de alguna manera, ¨peculiar y enrevesado¨...

Cuando se ha llegado a mi edad, 62 años, no se puede decir que no se ha vivido o visto cosas... sería una ilusa, y no lo soy. Pero ¡caramba! , este año se ha llevado ¨La palma¨y no de oro precisamente...

Así como a nivel geológico, este año 2017 ha movido Cielo y Tierra, con los huracanes más feroces de los cuales hemos tenido noticia, o con los terremotos más destructivos... Así, mi vida también sufrió cambios muy bruscos, fuertes... Las bases de mi existencia emocional se trastocaron, casi se puede decir que, de la noche a la mañana, perdí el ¨suelo¨donde me afincaba, perdí la venda que protegía mi vista, y me sentí de repente, ciega y muda...

¡ Qué momentos tan amargos!...

Pero, como siempre ha ocurrido en mi historia personal, a lo largo de estos años, cuando creía que el dolor me haría sucumbir, o la tristeza o desolación no me permitiría seguir adelante, de repente, sin saberlo, llegaron a mi vida grupos de seres humanos, de distintos orígenes, a escalas distintas, que, de nuevo, de forma ¨milagrosa y maravillosa¨, tendieron puentes, abrieron puertas y llenaron de luz y esperanza renovada esta vida mía, que pensaba, no había tenido sentido ni propósito...

Sí, yo que soy por naturaleza optimista y positiva, me derrumbé... Me sentí totalmente desbastada...

Pero, cuando se ha sembrado tanto, cuando se ha tratado de dar siempre lo mejor de uno mismo, la vida, en su mágica existencia, te devuelve con creces aquello que has dado, aunque lo recibas, de repente, como me sucedió a mí, de gente que no esperabas, de personas que con sólo mirarte, creyeron en tí, te apoyaron y te dieron ánimos de nuevo.

Poco a poco, con la ayuda de esos personajes maravillosos, he ido recomponiendo las piezas descolocadas, me he sentido de nuevo, querida, apreciada, amada, comprendida y apoyada. Falta mucho todavía por arreglar, por colocar en su justo lugar, pero parte de la alegría perdida, aparece en el horizonte, la luz de la esperanza brilla de nuevo y la Fe, que nunca me ha abandonado, me dice que vamos bien....

Tengo que darle gracias a muchas personas, no las voy a nombrar, pero ellas saben quiénes son, a todos ellos y ellas, van mis palabras de agradecimiento, pues llegaron o reaparecieron en mi vida, cuando pensaba que ya no tenía fuerzas para seguir, que no lo iba a lograr... Pero estaba equivocada, pues nunca he estado totalmente sola, aunque a veces, así lo haya pensado o sentido. En mi entorno cercano, en mi trabajo, en mi vida afectiva y en este mundo mágico que son las redes, he encontrados a personas maravillosas, a las cuales siempre les estaré eternamente agradecida.

Amigas a las que quiero, se unieron a mí en oración y acción, con comprensión y ánimos infinitos, mi lucero también, me apoya y me alumbra, mis nietos maravillosos, mis niñas queridas, ellas saben quienes son, jajajaj, todas hicieron un frente común, de apoyo y estímulo, para creer de nuevo, para pensar y para comenzar por enésima vez, con ilusión y entrega... Pues la vida es eso, un nuevo amanecer cada día, para derrochar y utilizar las 24 horas que nos dá la vida cada día.

Gracias infinitas desde este corazón, que ha demostrado ser más fuerte de lo que pensaba. Les quiero de corazón a corazón. Gracias por formar parte de mi historia personal. Dios les bendiga. 

Mireya Pérez



Manantiales de Armonías: Un poema nuevo.. El tiempo...

Manantiales de Armonías: Un poema nuevo.. El tiempo...: La música es una gran compañera de equipaje, como lo son también, los libros, y los recuerdos que nos acompañan, como parte...

viernes, 8 de diciembre de 2017

Manantiales de Armonías: Nuestro presente... versus nuestro pasado... Demos...

Manantiales de Armonías: Nuestro presente... versus nuestro pasado... Demos...: Conversaba en estos días con una de mis amigas de toda la vida y de repente me dijo algo que me dejó helada: _ Recordaba ayer...

Nuestro presente... versus nuestro pasado... Demos gracias y sigamos adelante!!!...





Conversaba en estos días con una de mis amigas de toda la vida y de repente me dijo algo que me dejó helada:

_ Recordaba ayer tu vida y pensé lo que ha cambiado en 15 años!_ ¿ Tú no? _

Me dejó helada literalmente, jajajaj, no porque me llevara al recuerdo que ella tenía en su mente ( el nivel socioeconómico, la casa, las acciones de Clubs...)...

A mi, en cambio, me llevó a mi ciudad, a los seres que amo con locura y ya no están: mi hijo, mi marido, mi madre... A mis amigas, a ese tipo de calor y de forma de ser del venezolano, tan abierto y tan espontáneo, tan generoso y vivaz...

No porque aquí la gente no lo sea, no, es que las cosas aquí son diferentes, se llevan de forma distinta y hasta la luz es diferente...

Recuerdo el momento casi mágico de reunir a la familia y amigos para hacer las Hallacas... Aunque aquí se los he explicado a algunos amigos, no se hacen a la idea... Y es comprensible, pues aquí no existe esa tradición, que para nosotros era impensable dejar de hacer, hace quince años atrás...

Era toda una algarabía: mi marido haciendo el guiso, mi hija lavando las hojas y cortando, mi hijo con sus bromas; oyendo las gaitas, tomando cervezas o vino o whisky, y entre todos hacer el montaje de las hallacas... Todo un arte, yo era la etapa final, el amarrado de las hallacas, todo un arte, jajajajaj.

Al final hacíamos 60 u 80 y hasta sobraba el guiso que se lo regalábamos a alguien, para que en su casa también las montaran, y era una pasada, eso de regalarle a los amigos las hallacas, y comparar las de una casa y la otra, porque, dependiendo del lugar de origen o costumbres de cada casa o familia, variaba de sabor, de adornos: pollo o gallina, garbanzos, papa, huevos duros, aceitunas rellenas o no, ciruelas o pasas, en algunos llevaban hasta almendras...

Las empresas mandaban cestas navideñas, botellas de vino, champagna, etc. se jugaba al amigo secreto, no sólo con los amigos más allegados, sino con los compañeros de trabajo y en las fiestas de fin de año de las compañías se hacían entrega de los regalos y nos sorprendíamos al ver que habíamos acertado o no, con el amigo secreto, incluso con mis alumnas, en aquellos años del colegio...

Visitar los centros comerciales para ver la puesta de Navidad de cada uno, el árbol de Navidad gigante que ponían en el C.C. Las Mercedes o en la empresa Liberty de Seguros Caracas al lado de Parque Cristal...

Visitar la plaza Altamira y su exposición de pesebres, patinar en Los Próceres con los niños y esa mañana de Navidad ver a los niños de todos los niveles sociales y culturales, compartir sus juguetes y estrenarlos en ese lugar emblemático de la ciudad...

Eso es lo que extraño de hace quince años, cuando éramos felices y no lo sabíamos...

Pero hoy tengo a personas en mi vida que no conocía, o que aún no habían llegado: mis nietos, mi yerno, mi familia política, nuevas amigas y compañeros de trabajo, y gente a la que querer y con quien compartir el tiempo que me queda...

He aprendido que los bienes materiales, aunque parezcan importantes, no lo son, pero que sin embargo, la familia, la salud, los amigos, sí lo son, y perduran para siempre, si los cuidas y los atesoras como lo que son: un bien maravilloso!!!!. Y estoy tan agradecida por ello!!!!!!

No cambio nada del mundo, por un:

_ Te quiero Tati _ pronunciado por mi nieta de siete años....

O por los cientos de besos de mis nietos, o por la frase de mi amiga:

_ A ver, dime una cosa..._ ¿ desde cuándo te gobiernas sola?..._

Jajajajaja, jajajajaj y a mi sólo me queda dar las gracias de todo corazón, porque a pesar de todo, estoy aquí, tengo gente que me quiere y a quien quiero con locura, tengo mis recuerdos, que me acompañarán siempre, pero que lejos de ser amargos, tienen mucha dulzura en su interior, puedo contar con los dedos y me faltan dedos, la gente a la que aprecio, a la que recuerdo con cariño, y que me recuerdan también. 

Mi vaso no está medio vacío, no, al contrario está lleno a rebosar !!!! y yo soy feliz y le doy gracias a Dios por todo lo vivido, incluso por lo que no fue tan bueno, simplemente porque las cosas sucedieron y yo les hice frente lo mejor que pude con las herramientas que tenía, y eso me ha llevado a mi presente...

Gracias amigos y familia, a los que están cerca, a los que están lejos, siempre los llevo en mi corazón y les envío todo mi amor. les quiero más de lo que puedo expresar con palabras, o quizás no les haya dicho, por pena o por modosidad, saben que soy así. Pero mi amor está con ustedes....

Dios nos bendiga a todos y que estos días nos traigan toda la dicha y el amor que necesitamos y esperamos. Un abrazo grande de corazón a corazón!!!!

Mireya Pérez






miércoles, 6 de diciembre de 2017

lunes, 4 de diciembre de 2017

domingo, 3 de diciembre de 2017

jueves, 30 de noviembre de 2017

Manantiales de Armonías: LLegó Diciembre!!!!... Tiempo para agradecer y com...

Manantiales de Armonías: LLegó Diciembre!!!!... Tiempo para agradecer y com...: Dependiendo del país en el cual vivamos o hayamos crecido, las costumbres y tipos de actividades que se realizan al llegar este últim...

Manantiales de Armonías: La Paz del amor...

Manantiales de Armonías: La Paz del amor...: Teresa de Ávila, conocida como Santa Teresa de Jesús, nos dice en uno de sus poemas más conocidos que: ....El Señor no se muda, e...

La Paz del amor...


Teresa de Ávila, conocida como Santa Teresa de Jesús, nos dice en uno de sus poemas más conocidos que:

....El Señor no se muda,
el Señor Todo lo puede,
el Amor de Dios nos reconforta, 
la Paz espiritual es el remanso,
para el alma que siente que ha estado en muchas batallas...

Puede que cada uno de nosotros haya tenido muchas luchas existenciales, algunas incluso, más difíciles de lo que ser humano haya soñado o temido jamás, pero lo que no sabemos es que ¨todo, absolutamente todo, pasa y se termina¨... De una manera u otra, en verdad no es tan importante el cómo, sino el cuándo, porque las cosas toman el lugar que les corresponden y a cada uno le llega el momento del descanso, de la serenidad o de la paz emocional, incluso para aquel que creía que iba a sucumbir...

La Paz, al final llega e inunda el alma y se reconcilia con su pasado, con su historia vital y por fin, se da el permiso para ver su presente. El Porvenir, no ha llegado, es un tiempo que aún no existe, mas el ahora, el hoy sí, y es ahí donde debemos dedicar nuestro esfuerzo y energías para seguir haciendo las cosas que creemos debemos hacer y demostrando con el ejemplo de vida, la gran lección vital: ¨El Amor todo lo puede¨...

Si amamos sinceramente, sin ambages, sin intereses mezquinos, sin buscar que nos ¨miren¨, sino porque nos sale del alma, de lo más profundo de nuestro ser. Ese amor se nota, se palpa, se observa, pues nada es más hermoso y pleno que el amor.

El que ama es feliz, tiene siempre una sonrisa, un no sé qué, que le llena de energías, no pretende ¨recibir nada a cambio¨, es feliz dando a manos llenas, como el manantial de aguas cristalinas que surge de las rocas, desde lo más profundo de las montañas. Esas aguas puras y necesarias que atraviesan miles de kilómetros, laderas abajo, atravesando y formando galerías que, al llegar a un punto determinado, brotan con alegría a la luz de la  tierra y transmiten con fulgor, su canto armonioso y sonoro, llenando el manantial de la vida...

Todo a su alrededor fluye y brilla, todo parece cantar a una voz melodiosa, llena de colores infinitos y hasta el Arcoiris tiene celos de tanta belleza.

Porque el Amor hace al que ama y es amado: hermoso, bello, fulgurante, casi perfecto o por lo menos es así para el que lo siente y vive.

Aquellos que no conocen el significado, no lo entienden, puede incluso que le parezca una pérdida de tiempo...Sin embargo, son ellos, los que en realidad han perdido...

No nos asombre encontrar a personas que, en aras del amor, mal entendido, pretendan dominarnos o aleccionarnos. Creyendo en su ¨orgullo¨, que sólo ellos tienen la verdad o la conocen...

Seamos humildes en el amor, felices en la entrega de esas manos llenas de pétalos de flores multicolores, imposibles de definir, emular o copiar. Pues el amor de Dios nos ilumina, nos llena y nos hace llevar con alegría el mensaje de su amor, de nuestro amor.

... El amor de Dios nos reconforta...

Dios bendiga nuestro camino, nuestras ilusiones y proyectos, nuestras familias y amigos.


Mireya Pérez







lunes, 27 de noviembre de 2017

Manantiales de Armonías: Sabiduría ancestral...

Manantiales de Armonías: Sabiduría ancestral...: En el día a día de cada uno de nosotros, muy posiblemente no nos fijemos en los cientos de miles de detalles que nos rodean, en las...

Sabiduría ancestral...


En el día a día de cada uno de nosotros, muy posiblemente no nos fijemos en los cientos de miles de detalles que nos rodean, en las cosas que hacemos, casi de forma autómata e incluso, en aquellos pequeños esquemas o costumbres que tenemos y realizamos cada día, sin apenas darnos cuenta.

En mi caso particular, el primer café de la mañana es un ritual: sentarme a la mesa a contemplar el despertar de un nuevo día, frente a mi taza de café recién colado, como dicen en mi tierra, sólo que ya no lo hago en una manga de tela, sino en una cafetera eléctrica con filtro...Cosas de las tecnologías, aunque no he llegado a las máquinas especiales de hoy, con cápsulas de aluminio que te ofrecen ¨un mundo de sensaciones¨... jajajaja... e incluso te llevan a soñar con un George Clooney  particular, si lo hubiera, jajajajaj... En mi mundo actual no hay, jajajajaja.

Bien, esa costumbre mía, me lleva a veces, a compartir de nuevo, a media mañana, cerca de las once, el segundo café, ahora con leche, con algún compañero(a) de clase o trabajo. Se ha convertido en otro ritual, pero nos ayuda a despejar la mente, a escuchar lo que otros, mucho más jóvenes que yo, tienen por decir, compartir o enseñar, y yo que soy una mente con ansias de aprender, me pongo en ¨alerta¨para captar todo aquello que me pueda servir para crecer, para entender y comprender y conocer cosas nuevas cada día, pues espero poder hacerlo hasta el último de mis días.

Sin embargo, donde estoy aprendiendo y descubriendo cosas interesantes es con la tía de mi esposo, qepd, una mujer de casi 93 años, pero con una mente lúcida y llena de ideas, pensamientos y normas de vida interesantes e incluso, a veces apabullantes, por qué no decirlo, jajajajaj.

Hoy, conversando sobre este ritual mío del café de las siete de la mañana, ella me contó la costumbre de su abuela, cuando ella era niña, en su casa familiar, donde vivían la abuela, sus padres y sus siete hermanos. Esta abuela sabia, de la cual guarda recuerdos maravillosos, los despertaba cada mañana con una ¨agüita¨de toronjil, hierba luisa, sidriera, caña santa , hierba limón, pasote y un largo etcétera.

De repente, mi mente asoció sus palabras a la salud de estos siete niños criados y atendidos por esta abuela maravillosa, a los cuales he conocido durante estos cuarenta y cinco años que tengo formando parte de esta familia, mi familia política, pues han sido tíos y primos de mi esposo. Y la salud casi de ¨roble¨que conservaron todos ellos, hasta casi llegar a los ochenta. Ella es hoy la única que queda de ese grupo de chiquillos que cada mañana tomaban la ¨agüita de la abuela Antonia¨

Mi memoria hizo un cruce de información automática, al ir reconociendo las propiedades medicinales y terapéuticas de cada una de esas hierbas, que crecían en la huerta de la abuela, como por ejemplo: la hierba Luisa, que a mi esposo le recetaron una vez para romper los cálculos del riñón, las piedras de urato de calcio que tendía a formar. Y él como buen paciente, se la tomaba cada mañana, aunque supiera a ¨rayos y centellas¨...

Todas y cada una de esas hierbas maravillosas, que ella hoy en día también prepara, seguramente fueron la base de esa fortaleza y salud que todos tuvieron siempre, y ahora yo estoy aprendiendo a usar y diferenciar, así como a secarlas y guardarlas en botes de cristal para ser usados cuando se necesiten.  Tomo nota mentalmente de buscar algunas de estas plantas en el Mercado Municipal, para tenerlas en mi cocina, pues además de ornamentales, son una buena forma de mantener la salud de forma natural. Con esto cada mañana, cuando tía se prepara su ¨aguita¨está rememorando ese rito ancestral y familiar de la abuela Antonia que tan solícitamente les preparaba cada día a esos nietos suyos tan amados.

 La gente joven hoy en día, ha perdido la costumbre de tomar algo antes de salir de casa, y menos aún de sentarse a desayunar en familia. La vida en su ajetreo cotidiano nos ha hecho perder, sin darnos cuenta, aquellas hermosas y simples tradiciones, donde unos niños inquietos y despiertos compartían con los abuelos y los padres el desayuno en casa, antes de salir para la escuela. Las madres de hoy preparan las loncheras de sus hijos con los bocadillos y el zumo de la ¨merienda¨del colegio. Hay escuelas que dan desayunos y almuerzos a sus alumnos, pero son muy pocas en realidad, pues se necesita de espacio físico, personal capacitado y controles de sanidad estrictos y rigurosos que garanticen no sólo la calidad de los alimentos, sino lo adecuado de la dieta, según la edad de los niños y su nivel de actividad física.

Muy posiblemente, tía cada vez que se prepara una de sus famosas agüitas, esté rememorando en su mente, los momentos vividos junto a esta abuela maravillosa que los cuidó y atendió siempre con mimo y esmero, el mismo que ella le ha brindado a los suyos y hoy a mí, por tanto soy afortunada.

Qué bonito es aprender, compartir los recuerdos del pasado, que sin embargo se hacen presentes en la memoria de los niños que crecieron bajo el amoroso cuidado de una mujer que los amaba y atesoraba como lo que eran: sus nietos amados.

Dios nos bendiga amigos, ojalá todos tengamos un recuerdo de alguna abuela, o tía amorosa o madrina que nos haya amado con tanta entrega e ilusión.

Mireya Pérez


martes, 7 de noviembre de 2017

lunes, 6 de noviembre de 2017

viernes, 3 de noviembre de 2017

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Manantiales de Armonías: El Amor no se acaba... no se muda... sólo crece a ...

Manantiales de Armonías: El Amor no se acaba... no se muda... sólo crece a ...: Los seres humanos somos muy complejos, diría incluso que, a veces somos difíciles de diagnosticar, explorar o conocer, a pesar de...

El Amor no se acaba... no se muda... sólo crece a raudales... si lo cuidas..









Los seres humanos somos muy complejos, diría incluso que, a veces somos difíciles de diagnosticar, explorar o conocer, a pesar de que estemos con un mismo grupo de personas por años y años: nuestra familia, amigos, compañeros y conocidos pueden llegar incluso a pensar, que jamás nos conocerán del todo y es cierto hasta cierta medida, porque cambiamos o evolucionamos con los años, con las experiencias; porque vamos recorriendo nuestro camino y a veces, nuestro entorno no lo hace al mismo ritmo, ni en la misma dirección. Ni siquiera nuestra pareja o hijos... Mucho menos todos los demás...

Entonces ¿Qué sucede con nosotros? ¿ Hemos dejado de amar a las personas de toda nuestra vida?... 

No, sólo que ahora, en esta etapa de nuestra existencia, en nuestra madurez emocional, que nos inunda y nos habita, vemos las cosas desde otro nivel, quizás más humano, pero menos afectado por las emociones, porque simplemente hemos llegado a la etapa de la ¨aceptación del otro¨, tal cual es, sin interferir en su propio proceso de aprendizaje, ni en sus razones o no para comportarse de una forma u otra. 

Hemos llegado, aunque no seamos 100% conscientes de ello, a la etapa en que ¨aceptamos a cada persona así como se nos presenta¨, no queremos que sea diferente, simplemente que sea, quien quiera ser...

Una de las pruebas más claras que tenemos es cuando alguien contacta con nosotros, de buenas a primeras, a través de las redes, y conversamos o intercambiamos opiniones, hasta que en algún punto de la conversación, se pierde el ritmo, se enfría y de repente, nuevamente reina el silencio... Hay personas que muy educadamente se despiden, pero hay cientos de ellas, que te dejan en el limbo y a veces no entendemos qué paso... No hagan caso, las personas son como son, y hay que aceptarlas tal cual. No hay razón alguna detrás, ni simbología distinta a la que se produjo en esos breves instantes de conversación. Ocurrió, fue fantástico saber de esa persona y ya pasó. No hay otra lectura, no la busquen, no existe...

¿Por qué de repente tal persona hizo un alto en su camino y contactó con ustedes?... Pueden haber miles de razones y a lo mejor ninguna de las que podrían elucubrar. En esos momentos, simplemente deben agradecer que se hayan acordado de ustedes y charlar como si se hubieran visto ayer y no eones de años o tiempo atrás, jajajajaj.

Los seres humanos solemos guardar afecto hacia la gente que conocimos en el pasado, bien porque tuvieron un significado importante en nuestras vidas, bien porque están asociados a etapas que significaron mucho para nosotros. Por eso, cuando volvemos a tener noticias de un compañero del colegio, de un maestro o profesor, e incluso de alguien que, en un momento dado significó mucho más, los recordamos con afecto y nos interesamos, de verdad, por su vida y por su bienestar.

Quizás los otros no lo vean así, y no debe preocuparnos, para eso existe el libre albedrío y nosotros escogemos qué hacer o pensar con nuestras vidas y nuestros sentimientos, siempre que estos no perturben o dañen a los otros.

En el encabezado de este Post de Hoy, pongo a propósito la frase: ...no se muda...sólo crece a raudales... si se cuida...

¿Por qué?. Simplemente porque a veces, sin darnos cuenta, una vez alcanzado el objeto del amor, o el afecto que perseguimos o la amistad que soñábamos, dejamos de cuidarlo, de cultivarlo con el amor que necesita y damos todo por hecho. No quiere decir que debo atosigar a la persona, llamarla todos los días o preguntarle cada día qué hace o deja de hacer, no, eso rayaría en el acoso, pero según el ritmo que hayan establecido en su amistad o compromiso emocional, de amistad o familiar, sí es importante que demostremos lo que esa persona nos importa, que queremos lo mejor para ellos, para su entorno y que, si así ocurre, le admiramos y le queremos, como persona importante en nuestras vidas, o como persona amiga. Simplemente porque un buen amigo, a veces, es tan importante o más que un familiar consanguíneo. Ellos o nosotros los escogimos, no llegaron por casualidad, y tampoco se mantienen por casualidad, aunque no se hayan dado cuenta.

Tengo grandes amigas en mi vida, pero una de ellas, es como mi hermana del alma, y si no hemos hablado en unos días, me pone un mensaje en whatsapp diciendo algo así como:

_ ¿Desde cuando te mandas sola? - jajajaj

o también:

_ Chama, que ya no me acuerdo como suena tu voz..._ jajajajaj 

Por supuesto que me hace esbozar una sonrisa, y enseguida la llamo y conversamos, porque ella está en el Continente y yo en una de las islas, así que pasan varios meses hasta que nos vemos: hasta que yo pueda volar y llegar a su casa, o porque ella venga a la mía y se quede unos días. Tenemos más de treinta años de amistad, se podría decir que he crecido emocionalmente con ella, con sus consejos y con su apoyo, pero también es y ha sido un hombro sobre el cual apoyarme en los momentos duros y para llorar o reír en las noches largas...

Otra de mis amigas, lo es desde la infancia, con ella la relación es distinta, porque nos unen recuerdos de la adolescencia y la etapa de adultos, a ella le debo la compañía y el afecto en cada etapa dulce y menos dulce de mi vida y el afecto de sus hijos. Son caras diferentes de mi amor hacia ellas, ganado a pulso, y guardado por mí, como el tesoro que es: un amor más allá de la amistad, son la familia que escogí y a la que cuido con esmero.

Así soy, con cada una de mis amigas, y a mis amigos, que reconozco son muy pocos, porque el lado masculino de la amistad en mi mundo, siempre estuvo muy alejado, también los quiero y cuido, pero desde el respeto a sus respectivas parejas, para evitar problemas o malos entendidos, obviamente...

Por ello Hoy, les invito a cuidar los afectos, no por obligación, sino porque nos nace desde lo más profundo del corazón. En este apartado, obviamente debe incluirse el amor afectivo, hacia ese compañero o compañera especial que han escogido. Pero si estuvieran sin pareja, no pierdan la oportunidad de cuidar la amistad. A veces, son más duraderos que los sentimientos amorosos de pareja, o porque, como yo, a pesar de la soledad aparente de la viudez, la amistad de mis seres queridos y el afecto y comprensión, han sido y son un valuarte de mi vida y los cuido, atiendo y protejo todo lo que humanamente puedo, soy afortunada pues también recibo un amor recíproco de su parte. Y es maravilloso!!!

Valorar la amistad, el amor y la comprensión de aquellos que hemos escogido y que a su vez nos han escogido, es el gran mensaje para todos hoy. 

No descuiden ese jardín armonioso que es la amistad, el afecto, la comprensión y la unidad. Si se cuidan entre ustedes, los acompañarán todos los días de su vida. A mí me acompañan y yo les acompaño.

Dios nos bendiga amigos lectores y miles de gracias por seguir mis escritos.

Mireya Pérez







Manantiales de Armonías: Pon en tu vida un ¨No hay problema¨....

Manantiales de Armonías: Pon en tu vida un ¨No hay problema¨....: Seguramente al leer el encabezado de este artículo, más de uno piense que estoy loca, que se me volaron los ¨tapones¨o algo...

jueves, 26 de octubre de 2017

Manantiales de Armonías: Las respuestas del Universo...

Manantiales de Armonías: Las respuestas del Universo...: Muchos cuando oramos, cuando meditamos o cuando lanzamos al Universo un pensamiento, un ruego o una quimera...No esperamos,...

Las respuestas del Universo...








Muchos cuando oramos, cuando meditamos o cuando lanzamos al Universo un pensamiento, un ruego o una quimera...No esperamos, ni en nuestros más locos sueños, que el cosmos nos responda. Aunque a veces lo hace y no nos damos cuenta... jajajajaj

Cada uno de nosotros, independientemente de nuestro nivel socio cultural, tenemos sueños, ideas, cosas por cumplir, que a veces compartimos con gente amiga o muy cercana y otras, sólo los atesoramos como el sueño más íntimo, pero que nunca confiamos, porque a nosotros nos parece, que es sólo eso un sueño, quizás hasta un imposible.

Sin embargo, hay personas, que conocemos o de las cuales hemos escuchado, para las cuales la palabra Imposible, no existe, pareciera que todo lo que se proponen se les dá muy bien.

A otros, en cambio, cada pulgada ganada, ha significado un esfuerzo sobre humano, como si hubieran hecho el IRONMAN más extremo del planeta y se hubieran quedado a escasos metros de la llegada y un calambre en las piernas les haya impedido coronar esa meta tan ansiada. Piensan quizás que no tienen suerte, que la vida es injusta. No nos damos cuenta, que eso es sólo una de las cientos de miles de respuestas que podemos encontrar a lo largo de la existencia humana.

Nos han educado para ganar, para acumular triunfos, en algunos, para que esos triunfos signifiquen poder, ascensos y fortuna; otros en cambio, esos premios son sólo un acicate para nuevos retos, nuevas cumbres, más pruebas y más luchas, porque existen personas que necesitan retos constantes para probarse a sí mimos que sí pueden, aunque esas metas no tengan significado económico, son sólo pruebas emocionales que les permiten auto valorarse o elevar su estima ante su grupo social, educativo o profesional.

En nuestra propia vida, cada uno de nosotros se enfrenta a sus propias metas, a sus imposibles y posibles, con visiones diferentes, con anhelos distintos y como es natural, con respuestas tan diversas como lo somos los seres humanos. Cada esperanza, cada ilusión es propia y diferente para cada uno de nosotros y tan valiosas y únicas, como lo somos todos y cada uno de nosotros.

Por ello, a veces nos asombramos cuando, ante una solicitud que hacemos al Universo, las respuestas a veces, no son las que esperamos, sino que al contrario, pareciera incluso que no hay respuesta. Ahí amigos radica nuestro error, porque es en esa ¨ausencia aparente de respuesta¨, donde está la que nos está dando la vida: Lo que quieres no es ¨ahora¨, no es para tí o hay algo que es mejor, pero debes tener paciencia... Y es ahí donde fallamos, porque somos los grandes impacientes, todo lo queremos ahora o para antes de ayer, jajajajajaj.

Cuando  aprendemos a confiar, a tener Fe, a esperar, aunque sea con vigilancia, jajajaj. Un buen día, esa respuesta llega, de formas diferentes, diría que incluso, creativa, como no puede ser de otra manera, pues quien nos lo hace llegar ha demostrado lo grande y maravilloso que ha sido al crear todo lo que conocemos y lo que aún estamos por descubrir. Pero somos humanos, por tanto, a veces, muy a nuestro pesar, perdemos energías pensando en que eso que queríamos no nos va a llegar, o quién sabe cuántas cosas más, porque somos también muy creativos a la hora de llevar al traste nuestra propias ilusiones y promesas de ser pacientes, confiar y respirar....

Y las respuestas llegan... Pero a veces, nos encuentran: distraídos, desmotivados, ocupados en otros menesteres e incluso incrédulos...

Hoy quiero animarlos y animarme a mi misma a mantener esa vela encendida de la Fe, a confiar en que aquello que queremos para nuestro propio bien, y el de la gente que queremos va a llegar, incluso en una versión mejorada, porque así es el Universo de generoso, aquello que buscamos muy posiblemente también nos esté buscando a nosotros, sólo que se ha tomado un poco de tiempo en observar, mirar y cavilar sobre la vida y miles de cosas... Pero todo llega, cuando debe ser, como debe ser y si, por casualidad no llega lo que esperamos, confiemos en que algo mucho mejor está a la vuelta de la próxima esquina o en el próximo remanso del camino....

Dios nos bendiga amigos lectores. Feliz día.

Mireya Pérez


Manantiales de Armonías: Un intangible llamado Amor...

Manantiales de Armonías: Un intangible llamado Amor...: Hoy en día, cuando se habla del Amor, la gente piensa enseguida en el amor de pareja, de ligue o de novios, sin entender ...

martes, 24 de octubre de 2017

Manantiales de Armonías: Incomprensión...Un mal de nuestros días?...

Manantiales de Armonías: Incomprensión...Un mal de nuestros días?...: Por deformación emocional mía, y debo reconocerlo como tal, tiendo a pensar siempre, lo mejor de todo el mundo. Es algo q...

Incomprensión...Un mal de nuestros días?...









Por deformación emocional mía, y debo reconocerlo como tal, tiendo a pensar siempre, lo mejor de todo el mundo. Es algo que no puedo evitar, siempre me ha asombrado la actitud de la gente ante los demás, esperando siempre lo peor. Pero a la vista de algunos acontecimientos, a veces, muy a mi pesar, debo darles razón.

Cuando recibo la peor bofetada que alguien puede recibir de otra persona, mi respuesta se queda en el más absoluto e innegable congelamiento, me vuelvo de piedra, literalmente mi alma se queda congelada, como si la hubieran enterrado en un iceberg, sin mediar adaptación al medio ambiente, y no puedo reaccionar a tiempo, ¿por qué?, no lo sé, pero es tanto mi asombro y el dolor que me causa, que quedo congelada, por segundos, hasta que lentamente la sangre inunda mi rostro y me pongo roja hasta la raíz de mis cabellos, pero sigo muda...

Luego mi mente racional empieza a funcionar y lentamente, desde la tranquilidad y la serenidad, trato de hablar con aquel que ¨ha intentado maltratarme¨. Digo intentado, porque al fin y al cabo, aquel que trata de hacer daño a otro, no puede hacerlo realmente, a menos que en verdad, sea algo físico. Si se trata de una opinión o de algo mal interpretado, sólo el asombro y el estupor que causa, momentáneamente, puede hacerte mella si así lo permites. En mi caso, me causó un asombro total, y reconozco que algo, desde lo profundo de mi alma se rompió, quizás porque la persona, sin sospecharlo siquiera, destruyó una concepción que tenía de ella, posiblemente errada, a la luz de los acontecimientos, pero yo amaba a esa persona de una forma que no podría describir, la tenía en el más alto aprecio, e incluso era un modelo de virtud y honestidad, que descubrí era sólo apariencia, para el público de galería, y jamás en el peor de mis momentos o angustias, hubiera sospechado.

No puedo decir que sea una mala persona, no lo es, pero la razón de su accionar no reside en los valores y principios con los cuales fui criada, y yo ingenuamente creía que era un ¨hermoso ejemplo de vida a seguir¨...

Si soy justa, quizás no debo ni siquiera opinar al respecto, pero ha sido un motivo para que yo reflexione sobre las circunstancias que me rodean y aclare un poco más, si cabe, mis sentimientos ante los posibles embates de la vida.

En primer lugar, debo tomar en cuenta que es un ser humano y como tal, propenso a cometer errores, yo lo hago a diario, sin que por ello, el mundo se acabe. Pero, la verdad sea dicha, esa persona no tiene culpa, fui yo quien le coloqué en un pedestal que no le correspondía, y es mi responsabilidad, que su actitud me haya hecho ver las cosas de una forma que jamás hubiera sospechado.

Cuando, ante su reacción totalmente cerrada a cualquier razonamiento  conciliador de mi parte, no me permitió seguir intentando restablecer un diálogo. Me retiré y alguna lágrima furtiva salió de mis ojos, fruto del cristal emocional que se había fracturado en mí, en ese momento, confieso, me sentí herida... La persona se cerró en banda y mis argumentos a favor de la conciliación se enfrentaron a un muro infranqueable...

De repente me di cuenta lo importante que es el conocimiento, la educación, la formación, la moral y los valores éticos y espirituales. Aunque jamás lo hubiera creído, los seres humanos, por muy encumbrados que estén, no dejan de tener un nivel de educación o falta de ella, y cada quien, siempre mirará las cosas, desde el cristal con el que ve todo a su alrededor. Lamentablemente para esa persona el cristal no es nítido y transparente, en realidad sólo le deja ver, lo que quiere ver, lo demás, si no es del color que acepta, no existe o no interesa, así de sencillo.

A partir de ese momento, vi más claro todo el panorama que tenía ante mí, y descubrí cosas que hubiera sido mejor no saber nunca. Pero la vida es así, no me corresponde hacer juicio de valor. Su vida es eso: suya, yo bastante tengo con la mía.

Pero, como todo trae un aprendizaje, este episodio me trajo una lección de vida: ¨no esperes de lo demás, lo que no tienen para dar¨. El refrán que dice:

_ No esperes Peras del Olmo... 

Es cierto, porque el olmo da nueces, y las nueces vienen envueltas en una cáscara dura, como la madera, aunque su corazón tenga buen sabor y se parezca tanto a nuestro cerebro, por su apariencia con circunvoluciones e istmo que une las dos partes de ese fruto seco tan apetecible.

Al final conversamos, pero se mantuvo en sus trece, al respecto, no se pudo solucionar nada, no hubo vencedores ni vencidos. A mí me tocó recoger los pedazos rotos de esa parte de mi aprecio que fue despreciado, pero no es culpa de la persona, su mente no está preparada para otro tipo de relación más que la que ha establecido desde el principio, la equivocada he sido yo, pues no supe ver las señales y ha sido mi error.

No significa por ello que deje de relacionarme con esa persona, sólo que ahora he entendido mi papel, la responsabilidad que me ha sido asignada y que nada más puedo aportar, pues no es aceptado ni necesario.

La actitud de la persona es:

Todo lo tengo, todo lo poseo, nada necesito de los otros...

Aunque me haya movido el piso emocional, debo respetar  su sentir y mantenerme en una posición neutral, meramente profesional, para esa persona las emociones son para los tontos, los incautos, y yo, aunque asombrada debo aprender esta nueva lección de vida. Porque al final es eso: una lección de vida.

Al final de cuentas, sólo puedo darle gracias a Dios porque estoy viva, porque pienso, siento, porque a pesar de los embates de la vida, sigo creyendo en la gente, rezando y confiando en que todo sucede por una razón, en que la vida continúa y vale la pena Vivir.

Dios nos bendiga amigos lectores, que tengan un feliz día.

Mireya Pérez



lunes, 23 de octubre de 2017

Manantiales de Armonías: Poema.. Hoy he probado mis alas...

Manantiales de Armonías: Poema.. Hoy he probado mis alas...: La inspiración para crear y escribir, siempre está ahí, presente, pero a veces, la vida, con las noticias y los aco...

Poema.. Hoy he probado mis alas...












La inspiración para crear y escribir, siempre está ahí, presente, pero a veces, la vida, con las noticias y los acontecimientos, te dan una sacudida y pareciera que la misma fuerza que mueve las entrañas de la tierra, también te sacudiera y tus energías se dispersaran, como buscando un sitio donde reposar, donde volver a aquietarse y encontrar ese remanso de paz, que siempre es su hábitat natural.

Gracias a Dios, ya tranquila, con las energías reposadas y animadas, podemos volver a escribir y compartir estos humildes versos, nacidos desde el alma, como si los escribiera otra dama  que no soy yo, jajaj o que soy en verdad...

Hoy he probado mis alas...

Hoy he probado mis alas
he sentido el viento,
en cada una de las células que las forman
y el aire, ese viejo amigo, me ha dicho que sí...

Me ha dicho que ha llegado el momento,
ahora oteo el horizonte
y de nuevo muevo mis alas,
miro alrededor y de repente,
mi alma me ha dicho:

¡ Ve!, ¡Vuela Cantarina!...

Y me lancé. 
Con las alas extendidas al viento,
sentí cómo la brisa bañaba mis mejillas,
un sutil aroma a montes y a pinos,
a matorrales y a musgo,
se filtraban por mis fosas nasales
y sentí que vivía de nuevo...

El Sol, ese sol tan esquivo...
se ha vuelto resplandeciente
y su luz ciega mis ojos por segundos,
su color me abruma...
pero la brisa me dice:

¡ No importa, sigue!!!!.

Vuela más alto!!!
Vuela!!!

Eleva tu alma hacia el Cielo
más allá de este espacio,
Vuela con alegría,
sin descanso,
Vuela con optimismo,
grita tus emociones,
y no dejes de volar...

Tus sueños están a la vuelta
de esa cumbre azulada...
de esos campanarios,
que lanzan al viento,
el redoble alegre de sus campanas...

¡Vuela alma Cantarina!
Comparte tu alegría,
al compás de tu vuelo,
más allá de los montes,
más allá de este pueblo,
más allá..., más allá...

Dios nos bendiga a todos en este día.

Mireya Pérez



Manantiales de Armonías: Un nuevo Poema...Vengo

Manantiales de Armonías: Un nuevo Poema...Vengo: Entre tantas inquietudes y gustos míos está la poesía, creo que les he referido en otras oportunidades que empecé a escribi...