A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

lunes, 4 de enero de 2016

2016..365 días en blanco!!!!... Todo para crear en este año maravilloso!!!!!.








Cuando era adolescente, alguien me regaló un diario y era sin saberlo, uno de mis anhelos más grandes hasta ese momento...

Comencé a escribir en él, en aquella primavera de 1969. Cada día acudía sin tardanza a escribir a ese amigo imaginario, en el cual explayaba todas mis cuitas y ensoñaciones. Eran mis pensamientos más profundos, y sobre cosas que eran para mi importantes, en aquellos tiempos. Pero un día descubrí que mi madre a hurtadillas lo buscaba y lo leía y me dolió, no porque en él hubiera algo que no supiera, sino porque a mi me pareció en el momento, una falta de confianza en mí, y una falta de respeto a mí como ser humano que era...

Por ello, cuando a mi vez fui madre, jamás, pero jamás, abrí uno cualquiera de los diarios de mi hija, y eso que eran voluminosos, pero no ejercí mi curiosidad en ese diario, ni quise verlos jamás. Ella era mi hija, yo confiaba en ella, pero también he estado consciente siempre de que no me pertenece, que la ayudé a crear y que la hemos criado entre mi esposo y yo, pero que era y es un ser humano al que le debo respeto como tal, y siempre pensé y así lo pienso y siento, que en el momento que ella quiera compartir conmigo algo, lo hará cuando ella lo considere apropiado. Yo, aunque sea su madre, no soy su dueña, sólo ella y Dios, son los dueños de sus días, y la amo tal y como es y por lo que es como ser humano, e hija mía.

Así que eme hoy aquí, en presencia de este diario imaginario, donde se presentan ante mí el mayor reto de todos... Un libro en blanco con 365 páginas impolutas!!!!. He respirado profundo, he encendido mi ordenador y escuchando al Dr. Wayne Dyer, en su charla sobre El Poder de la Intención, cuyo libro hoy he de terminar, sólo quedan apenas unas páginas, y ya me siento sumamente motivada para aprender lo que se que me va a enseñar...

A  lo largo de estos días, he estado leyendo este libro y aprendiendo y recibiendo las ¨llamadas de atención¨que sus libros suelen darme, según el momento de mi vida que esté surcando en ese momento. Por ello, para mí no es nuevo que de repente ¨aparezca¨en mi horizonte de lectura, la palabra o palabras que me van a hacer reflexionar sobre algo que está sucediendo, y que a veces, en mi propia locura existencial, quizás no haya visto. 

Así ha sido y seguirá sucediendo entre este autor y yo, él me ha enseñado mucho en estos casi 25 años de lecturas que tenemos entre lo dos. Ha sido y seguirá siendo para mí, en lo personal, un gran Maestro, aunque se haya marchado el 30 de agosto de 2015. Dios lo tenga en su Gloria.

Se preguntarán qué voy a escribir en ese libro en blanco?... Pues he decidido escribir sobre lo que me motiva y sobre lo que puedo compartir y dar a todos ustedes, una parte de esta vida que he vivido, y del camino que recorro envuelta en la más hermosa Paz que alguna vez pudiera haber soñado... No he mirado atrás... No hace falta, sé que he andado kilómetros y kilómetros del camino que me había sido asignado o que yo había escogido, quizás incluso, mucho antes de aparecer en este plano llamado Planeta Tierra. 

Somos seres humanos que poseemos un alma, que nos habita..., en realidad somos mucho más, somos un alma con cuerpo de apariencia humana. Este cuerpo que irá envejeciendo con el paso de los años, pero cuya alma seguirá aprendiendo cada día de mi vida, y que necesita como el aire para respirar, dar amor y sembrar paz alrededor de mí, en mi espacio vital.

A veces no lo consigo, he descubierto que a veces, en alguna parte de mi mente existen algunas grietas, por donde en un momento dado, alguien puede tratar de bajar mi energía emocional, pero me resisto, y desconecto voluntariamente ese canal de interacción, porque no es positivo y turba mi paz.

Nadie sabe todo lo que me ha costado llegar a ese estado emocional de Paz Interior: Sangre, sudor y lágrimas... Y he tenido que elaborar mi propio duelo al respecto, y  me siento mucho más entera que la primera vez, cuando una situación en particular desestabilizó mi mente. No crean por ningún momento que yo no me enfrenté ante los hechos, lo hice, luché y aunque no gané, se que hice todo lo humanamente posible, quizás incluso haya dado un poco más de lo que podía, y ahí reside en realidad la fuente de mi Paz.

Ahora, consciente como estoy de mis fortalezas y de mis debilidades, me dispongo a dibujar un plano nuevo cada día. Ya el sólo hecho de despertar cada día a la luz del Sol, es una batalla ganada y una nueva oportunidad para aprender, compartir, vivir y dar a los demás. Servir a los demás, sin esperar que nos den algo a cambio: el sólo dar una sonrisa, emitir una frase positiva, dar los buenos días o las buenas noches, y agradecer cada minuto que nos permite vivir y compartir, es ya un logro enorme y maravilloso.

Tenemos por delante un gran reto amigos y amigas, vivir cada día este maravilloso momento que tenemos, el Hoy,  el ayer ya pasó y con él las cosas buenas y no tan buenas que pasaron, y el mañana no existe!!!. 

Entonces... ¿Por que perder el tiempo en lo que no ha ocurrido o en lo que ya pasó?, no puedo cambiar mi pasado, ya lo conocen, algunos incluso mejor que yo, pero sí puedo vivir y aceptar el hoy y es mucho!!!. unas 24 horas fantásticas!!!!. 

Puedo respirar, leer, mirar, sonreír, compartir, agradecer y Vivir y me dispongo amigos y amigas a Vivir, a mi manera, a la forma en cómo entiendo yo la vida, la mía, no de otra persona, no, simplemente la mía... Yo acepto la de los demás, por ello, yo voy a vivir a mi manera, y soy y voy a ser enteramente feliz, como espero que lo sean todas las personas que están en mi vida, mi familia, mis amigos y mis amigas, la gente que conozco y las que están por encontrarme o yo encontrarlas. Sólo quiero que la gente sea feliz a su propio estilo y forma de ver la vida, que no tiene que ser la que yo vivo. Simplemente eso.

Que Dios nos bendiga a todos y cada uno de nosotros durante estos 365 días maravillosos que están frente a nosotros en este año 2016. Que nunca les falte o nos falte una razón para vivir, algo por lo que estar enteramente agradecidos y muchos sueños por cumplir.

Con amor...

Mireya Pérez


No hay comentarios:

Publicar un comentario