A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

jueves, 2 de enero de 2014

Mi carta a los Reyes Magos



Queridos Reyes Magos:

Creo que desde que vivía en Linares, cuando era un chiquilla de apenas cuatro años, en casa de mi abuela, no les escribía esta carta, ahora que ya soy una mujer hecha y derecha, me atrevo a escribirles para pedirles, no por mí sino por otros seres humanos que necesitan muchas cosas, y me atrevo a hacer una lista para que ustedes le pongan el Ok, si es posible:

  • Salud para todas las personas que conozco y también para las que aún no tengo la suerte de conocer
  • Empleo para tanta gente joven y no tan joven que tienen mucho tiempo buscando un empleo
  • Amor y Comprensión para todos, porque quienes tienen la suerte de tener alguien a su lado, tiene un tesoro, pero por si acaso, nunca está de más el amor en abundancia
  • Alegría de vivir, porque a veces y a pesar de tenerlo todo, no valoramos lo que tenemos y debemos ser humildes y aceptar lo afortunados que somos
  • Humildad y serenidad para aceptar las pruebas que se presentan en nuestro camino, no es que nos hayamos portado mal, es que todavía nuestra alma no ha cumplido la misión, por la cual hemos venido a este mundo
  • Paciencia para aceptar los errores propios y ajenos
  • Sabiduría para poder guiar a los nuestros, a los hijos y a los nietos
  • Manos y brazos para abrazar y dar calor de corazón a corazón a todos los que nos necesitan y a la vez cuando somos nosotros los que necesitamos esos abrazos.
  • Sonrisas a flor de piel para compartir con todos
  • Amor para dar a raudales, en todos los tipos y modos en que los seres humanos podemos amar, no solo el de pareja, el amor entre amigos, a los viejos, esos grandes maestros de la vida, a nuestros animales de compañía, fieles amigos de parte del camino.
  • Consuelo para los que en este momento pasan por etapas difíciles, algunas superables, otras como parte del paquete o maleta de viaje de nuestra vida, que sabemos que en algún momento agarraremos el ferry que no tiene boleto de regreso.
  • Perdón por nuestros errores y a los que sin querer nos han herido.
  • Por último y no menos importante, Gracias de todo corazón, porque aunque la vida no es perfecta, ha sido buena y tengo muchas cosas que agradecer:  mis padres que me dieron tanto amor, mi familia que siempre procuró estar ahí, los amigos de la niñez, mis compañeras del cole, mis mejores amigas, que se que me acompañarán  quizás hasta cerrar ellas mis ojos, mis hijos, mis nietos, mi esposo y mi gran amigo, que me ha acompañado casi por 42 años, y todavía no se ha cansado.
  • Por las nuevas amistades, por la gente que me conoce ahora, pero que siento como si nos conociéramos de toda la vida
Y si tienen tiempo una hermosa mañana de Reyes para que todos nuestros niños disfruten de un día de sol y con buena temperatura para que estrenen los juguetes y cosas que pidieron.

Y para los que en estos momentos lo están pasando muy mal, Señor ilumina el entendimiento y la Razón de los Gobernantes de esos países, para que dejen a un lado sus propias ambiciones, y piensen en los millones de niños y mujeres desplazados por las guerras, por la desidia,o por el orgullo.


Mireya Pérez  2/01/2014


2 comentarios:

  1. Gracias amiga, espero que les haya gustado, pues lo he escrito desde mi corazón

    ResponderEliminar