A los compañeros del tren especial que es nuestra vida

martes, 14 de julio de 2015

El pensamiento femenino... Todo un mundo por descubrir !!!!!!



Aquellas personas que han estado enamoradas o enamorados de una mujer, se habrán sentido más de una vez como si estuvieran en un Tío Vivo... Unas veces arriba, otras abajo... jejejej.

Pensarán que somos un género difícil de comprender, de satisfacer o entender, a veces no les quito razón, porque siendo mujer yo también, algunas veces no he entendido el comportamiento de otras mujeres, pero eso tiene que ver con la educación, la formación o no, el medio ambiente y la psique femenina en particular...

No soy Psicólogo, ni Psiquiatra, así que no voy a meterme en honduras que no me corresponden, pero si voy a hablarles desde el punto de vista de alguien que está en esta piel, desde hace seis décadas.

Para la mujer es muy importante la seguridad, el saber que tiene un techo, propio o no, que le de cobijo, significa mucho para ella, y quizás nos venga desde la Prehistoria, donde la mujer se encargaba de mantener el fuego, alimentar al ganado, arar, criar los hijos y los animales, cocinar y hacer con las pieles, las primeras piezas de vestuario que conoció el hombre.

Me dirán que no ha cambiado mucho la situación y es cierto, la mayoría de nosotras hemos tenido que trabajar, y cuidar del hogar, de los hijos, de la familia y hasta del marido, y a veces hemos sido la única fuente de ingresos, cuando por X circunstancias la pareja ha perdido o cambiado de empleo. En esos momentos la mujer ha sido sometida a situaciones más allá de sus fuerzas, pero sin embargo, ha salido  airosa. 

Con escasas excepciones, las mujeres son capaces de sobrellevar las más duras pruebas que la vida les puede presentar. Está en nuestros genes, esos dos cromosomas XX, que nos definen como género femenino, también tienen información que nos permite soportar los dolores del parto, mayor resistencia ante algunas enfermedades e incluso, mayor tolerancia ante los cambios medio ambientales, quizás por el hecho de que la hembra es la que asegura la prolongación de la existencia del ser humano. Sin mujeres no habría hijos... Y habrá hombres que dirán que sin ellos tampoco...Pero lamento decirles que si no hubiera hombres, la naturaleza permitiría que los óvulos se duplicaran por un fenómeno llamado partenogénesis, la mujer en teoría, podría generar una progenie, pero gracias a Dios, no hace falta, para eso están nuestros compañeros de este planeta, a fin de continuar con la especie...

A lo largo de mi vida he escuchado de compañeros de estudios, amigos y compañeros de trabajo, comentar lo difícil que es entender a su pareja, y si soy honesta, a veces les he dado la razón, es muy complicado, porque esperamos que esa persona que amamos, nos entienda como nosotros a ellos...craso error, pues el hombre, aunque maravilloso, no vino con un manual de instrucciones, y nosotras tampoco, y es a través de la observación, del ingenio y de muchas otras cosas más, como la mujer logra entender a su pareja, e incluso hacer que cada día esté más enamorado. Pero también hay mujeres, aunque me duela reconocerlo, hacen todo lo contrario, maltratan tanto a su pareja, que no le queda más remedio que mirar para otro lado, y encontrar otra persona que los haga sentir únicos y maravillosos para sus vidas.

¿Qué queremos en realidad?. ¿ Somos todas iguales?. ¿ Acaso esperamos o creemos que existe el Príncipe Azul?.¿ Pensamos acaso que somos la heroína de una novela especial, la novela de nuestras vidas? ¿ Por qué a veces complicamos las cosas?. ¿ Hay alguien capaz de entendernos?....

Podría enumerar cientos de preguntas, y estaríamos a oscuras como hasta ahora. Para mi la respuesta a todas las preguntas se centra en algo básico, y es la Madurez Emocional...

Si la mujer ha llegado a la Madurez Emocional, no necesitará que su pareja sea el ¨bueno de la película¨, ni el Cloonney de su vida, ni el hombre más rico del mundo, ni el más sabio, ni el más inteligente, etc, etc., le bastará y se sentirá emocionalmente satisfecha y amará a su pareja, tal como es, y por lo que es en realidad. Y créanme que se tratará de una mujer inmensamente feliz, así viva en una casa humilde, con hijos y padres a quien cuidar, pero satisfecha con su vida, con su entorno y enamorada de su pareja, aún cuando tengan 20, 30 o 50 años de casados, y no se cambiaría por ninguna otra mujer en la vida, porque su vida es maravillosa para ella.

Hablamos de Madurez Emocional cuando hemos aceptado el presente tal cual se presenta y a fluir con la vida, sin oponer resistencia.
No surge de la nada, al contrario ha requerido del esfuerzo, de la voluntad y las ganas de crecer como individuos. 

Por tanto, hablamos de Madurez Emocional cuando:

1) La vida se nos presenta mucho mejor si la vivimos en libertad, aún cuando tengamos lazos de afecto, civiles, etc. Pero no hay ataduras emocionales. Se dan permiso para aceptar el presente, dicen adiós al pasado, agradeciendo el aprendizaje aportado, y miran con ilusión el futuro.

2) Pueden mirar atrás a su pasado, aceptando lo que pasó, por muy duro y cruel que haya sido, aceptando lo que sucedió, tomando el aprendizaje como parte del ¨paquete todo incluido¨de la vida.
No permiten que el dolor del pasado nuble su presente e impida la esperanza del futuro.

3) Saben lo que quieren, lo que piensan y lo que sienten.

¨Madurar es cuidar lo que dices, respetar lo que escuchas y meditar lo que callas¨ (www.lamenteesmaravillosa.com)

4) Aceptas las cosas, situaciones o personas tal como son, sin quejarse. ¨Actuar más y quejarnos menos¨, se transforma en un lema de vida.

5) Son empáticos, entienden y comprenden al otro, e incluso en algunos momentos se reconocen en ellos. Pero llegan a tener un equilibrio entre el dar y el recibir.

6) No se castigan por cometer errores, entienden que estos son parte del crecimiento individual y personal. Trabajan y aceptan las limitaciones propias y ajenas, pues ello les hace afrontar los retos de forma más eficaz.
Comprenden que cada  revés de la vida, encierra una oportunidad para crecer, para evolucionar, para mejorar espiritualmente.

7) Han aprendido a abrirse emocionalmente, a hablar con el corazón en la mano, miran a su interlocutor a los ojos, confían en sí mismos y en los demás de forma plena.
Te permite tomar las riendas de tu vida con una visión propia: La vida vale la pena vivirla y es una gran experiencia. Estás muy agradecido por ella.

Seguramente más de uno se sentirá representado en uno o más parámetros de los descritos anteriormente, y si estás en los siete, mucho mejor!!!!. Quiere decir que eres una persona feliz con lo que eres, con lo que tienes, e incluso con las cicatrices físicas o morales que tienes, pues has llegado hasta aquí y ves tu vida y sabes que a pesar de todo, es buena y maravillosa.

Por supuesto, el mundo femenino, es todo un mundo complejo, fascinante y maravilloso, lleno de ideas, frases, luces y sombras...Pero fascinante al fin y al cabo, y dependerá del momento, circunstancias e individuo, que puedan expresarse en toda su plenitud, o solo asomarse a la ventana de la vida...

Si tienen la suerte de encontrase con una mujer que ha alcanzado su Madurez Emocional, les anticipo que el viaje por la vida va a ser maravilloso, lleno de nuevas experiencias y vivencias, pues ella es capaz de recrear un mundo nuevo cuando es enteramente feliz, en su entorno, con su gente, con todo lo que la rodea, y cada experiencia valdrá la pena vivirla.

Que Dios nos bendiga a todos y cada uno de nosotros, y seamos capaces de alcanzar la Madurez Emocional, independientemente de nuestro género.

Mireya Pérez



No hay comentarios:

Publicar un comentario